Grandes complicaciones en el tránsito y colas de hasta 10 kilómetros se registran esta mañana por un corte de choferes de micros en la autopista Buenos Aires-La Plata, en ambos sentidos. El piquete comenzó esta madrugada a la altura de Dock Sud, en la localidad de Avellaneda.

Colectivos que se dedican a la actividad turística protestaron por el endurecimiento de los controles por parte de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT). Aunque en un principio el corte iba a ser por tiempo indeterminado, este mediodía levantaron la medida.

El piquete será por tiempo indeterminado
El piquete será por tiempo indeterminado

Hacia la Capital Federal, a la altura del kilómetro 12, las autoridades obligaron a bajar el tránsito de la traza central a una colectora para evitar el piquete. "Hasta que no nos reciba el ministro de Transporte (Guillermo Dietrich) no nos movemos de acá", advirtió uno de los choferes que participaba del corte en declaraciones al canal Crónica TV.

Los autos fueron desviados por los puentes Avellaneda, La Boca, Pueyrredón, como alternativas a la ciudad de Buenos Aires, por lo que estuvieron más cargados que lo habitual. En el lugar hubo un impresionante operativo de la policía. A las complicaciones del piquete, se sumó que en un tramo de la autovía hubo importantes bancos de niebla.

Hugo Basílico, miembro de la cámara que nuclea a los choferes, dijo en radio Mitre que también hay tres cortes en el interior: Jujuy, Rosario y Neuquén. "Antes teníamos 20 años para circular. La extensión de la prórroga de las licencias depende del Ministerio de Transporte, pero el ministro Dietrich nunca nos recibió", explicó.

El corte comenzó en la madrugada
El corte comenzó en la madrugada

"Hay 450 micros afectados en toda la región. Todas las unidades están con condiciones de seguridad para circular, están con la técnica al día con la VTV o la revisión nacional. Nos vamos a quedar hasta que nos reciba el ministro", advirtió.

Fuentes del Ministerio señalaron que "hay una mesa de trabajo para llegar a un consenso". En ese sentido, aclararon: "aún así la ley de tránsito pide una antigüedad máxima de 10 años con derecho a prórroga por 3 más. Que es lo que estamos haciendo cumplir. No vamos a negociar condiciones de seguridad de los pasajeros ni de los choferes".

"Hasta ayer hubo reuniones. La voluntad de diálogo estuvo siempre. Estamos convocándolos a una reunión con autoridades de transporte nacional, provincial y con la CNRT", agregó.

DyN
DyN
DyN
DyN
DyN
DyN
DyN
DyN