“Monchi Cantero”, número tres de Los Monos, refugiado por el clan del gitano.
“Monchi Cantero”, número tres de Los Monos, refugiado por el clan del gitano.

"Él no se mancha: paga y te manda matar", decían de Ramón Machuca, alias "Monchi Cantero", el histórico número tres en la estructura de Los Monos, la banda narco que supo ser la más poderosa de la Argentina.

"Monchi" es una suerte de hijo adoptivo, criado por el patriarca de la organización, Máximo Cantero. Sus hermanos de crianza fueron los hijos de Máximo, Ariel, hoy preso y Claudio, "El Pájaro", asesinado en 2013. El apellido de la banda rosarina era suyo por derecho. Como capo, "Monchi" era un cuadro táctico: se lo acusa de negociar protección con policías corruptos con los cuales fue escuchado en intervenciones telefónicas, así como de encargar la compra de armas, ordenar asesinatos e invertir dinero del negocio de drogas en nuevos negocios. Pasó tres años prófugo.

El 6 de junio del año pasado, "Monchi" fue arrestado por la división Sustracción de Automotores de la Policía Federal tras un seguimiento de la AFI. Cayó en la zona de Flores: iba a bordo de un Peugeot 308 gris, con un DNI sin foto, con un nombre falso. Tras un breve forcejeo, se entregó. Se descubrió luego que se refugiaba en una pensión de la calle Boyacá, no muy lejos de donde fue arrestado. Según información policial a la que accedió Infobae, ese es el domicilio de Jorge Luis Miguel, el gitano de 35 años que terminó detenido por una violenta gresca en Palermo tras chocar un BMW que conducía.

"Monchi", al ser detenido, venía acompañado de un joven que en ese entonces tenía 17 años, hoy mayor de edad, que estaba a bordo de un Volkswagen Fox: ese joven es miembro de la familia Miguel también. En total, al menos 25 miembros del clan registraron la pensión de Boyacá en la AFIP como su domicilio fiscal.

La pelea tras el choque en Palermo.
La pelea tras el choque en Palermo.

Tampoco era la primera vez que el lugar estaba en la mira de las fuerzas de seguridad. Crónicas policiales de la década pasada revelan los antecedentes de varios miembros de la familia. La división Robos y Hurtos de la Policía Federal allanó la pensión en 2008: dos miembros de la familia Miguel estaban sospechados de haber participado de una entradera en Valentín Alsina que terminó con la muerte por infarto de su principal víctima, Roberto Rodríguez, un empresario químico de 74 años que no soportó ver cómo golpeaban a su mujer mientras le exigían dinero, un caso que quedó en manos de la Fiscalía N°12 de Lomas de Zamora.

En enero de 2003, policías de la Comisaría 23° llegaron al lugar para arrestar a Fabio Miguel, acusado de asesinar a puñaladas junto a un cómplice al periodista deportivo Martín Esper en un boliche de Palermo. Hoy de 39 años y registrado en la AFIP en el rubro de lavado de autos, Fabio había sido buscado varias semanas luego de fugarse al interior, donde fue refugiado por varias familias gitanas, según afirma un artículo de La Nación de aquel entonces. Volvió a la casa de Boyacá tras recibir una fuerte noticia: el velatorio de su madre. La PFA montó una guardia en la pensión: Miguel fue esposado apenas salió.

La trompa destruida del BMW de Luis Miguel.
La trompa destruida del BMW de Luis Miguel.

Los vínculos de Los Monos con miembros de la comunidad gitana no se agotan en el clan Miguel. Marcelo "El Gordo" Salomón, otro jefe de la organización, actuaba como general de sicarios para los Cantero. "El Gitano" era su otro apodo. Fue detenido a fines de junio del año pasado, casi en simultáneo con "Monchi": una familia de zíngaros lo refugiaba en Lomas del Mirador mientras se lo buscaba por su participación en más de 20 homicidios. Cayó en un operativo conjunto encabezado por las Tropas de Operaciones Especiales (TOE) de la Policía santafesina junto a la Unidad Federal de Investigaciones Federales y el grupo GEOF de la PFA.

Ayer, Infobae publicó que Jorge Luis Miguel, con dos hijos menores, recibía un beneficio de la ANSES. Fuentes oficiales informan que esos beneficios, asignaciones para ambos hijos, al ser Miguel monotributista categoría F con pagos al día, le correspondían por ley. Dejó de recibirlos en noviembre del año pasado, cuando discontinuó sus pagos del monotributo.

A mediados de esta mañana, Miguel recibió el alta de su descompensación en el hospital Fernández para ser enviado a la alcaidía de Tribunales, donde sería indagado por el juez Luis Zelaya, que tiene a su cargo una de sus dos causas tras la gresca de ayer en Palermo.

La indagatoria había comenzado al cierre de esta nota. El juez, que espera el dictamen fiscal para fundamentar cualquier decisión, definiría mañana la situación procesal de Miguel. Mientras tanto, lo mantendrá detenido. Aún no recibió ningún pedido de excarcelación del abogado defensor Rodrigo González.

Para Zelaya, el prontuario del gitano es un factor de peso: hay delitos como robo a mano armada, resistencias a la autoridad y una detención este verano por escruchar casas de turistas ricos en Pinamar.