La memoria está asociada a distintos patrones de conexión cerebral. (Shutterstock)
La memoria está asociada a distintos patrones de conexión cerebral. (Shutterstock)

El neurocientífico argentino Facundo Manes suele decir que "la memoria incluye recuerdos subjetivos, personales e íntimos que sufren los cambios constantes de aquellas personas que los poseen. Ellos generan nuevos recuerdos, influenciados por los hechos ocurridos en el lapso entre lo sucedido y lo contado".

En este grupo masivo de gente que modifica sus vivencias a través del tiempo, están quienes recuerdan cada detalle (memoria episódica) y los que guardan los hechos en términos más genéricos (memoria semántica). "La memoria es como abrir un Word en la computadora un viernes, cerrarlo, volver a abrirlo el sábado, escribir un poco más y guardarlo nuevamente. Si bien el archivo se inició el viernes, lo que uno ve el domingo es lo que culminó el día anterior", explicó Manes.

“Nuestra capacidad para recordar el pasado afecta cómo planificamos nuestro futuro”

Respecto a las situaciones externas, que no tienen a cada persona como protagonista, hay imágenes y hechos que pueden ir mutando su forma a lo largo del tiempo. Obras de arte, publicidades famosas, escenas emblemáticas del cine y tapas de revistas que trascendieron las fronteras del mundo, son sólo algunos ejemplos.

¿Qué sucede si a la imagen original se le cambia el lugar, la posición o un elemento y se genera una inevitable confusión? Hay siete fotografías que ayudarán a probar cuánto recuerda el cerebro.