Las ratas son una plaga reconocida en Nueva York y otras grandes ciudades de EE.UU (istock)
Las ratas son una plaga reconocida en Nueva York y otras grandes ciudades de EE.UU (istock)

Si hay una ciudad en el mundo donde las ratas son famosas por su superpoblación es Nueva York. Todos los alcaldes que asumieron su cargo en las últimas décadas prometieron combatirlas y hasta eliminarlas. Pero ninguno ha tenido éxito.

Esta semana, el Departamento de Salud de la ciudad de Nueva York anunció que probará un nuevo producto en cebo líquido para esterilizar a las ratas, ya que su accionar bloquea la ovulación de las hembras con el propósito de terminar con estos roedores que infestan la ciudad.

"La ciudad hará una prueba a pequeña escala para evaluar la eficacia del producto, para seguir favoreciendo los cambios estructurales y de comportamiento susceptibles de reducir las condiciones que permiten la proliferación de ratas", explicó una funcionaria del departamento sanitario neoyorquino.

Este producto líquido deja a las ratas estériles y no supone ningún peligro para el medio ambiente, según la empresa SenesTech, de Arizona, que lo fabrica.

Reproducción descontrolada

Nueva York enfrenta un gran problema de salud pública con las ratas, que se reproducen a una velocidad increíble: dos ratas pueden dar nacimiento a otras 15.000 en un solo año.

Trampas, veneno y hasta gases no lograron eliminarlas en la Gran Manzana (istock)
Trampas, veneno y hasta gases no lograron eliminarlas en la Gran Manzana (istock)

Estos roedores se han convertido en una legión en Nueva York y es común verlos en las calles, sobre todo cerca de los tachos de basura y en el metro. Una leyenda urbana afirma que en Nueva York hay tantas ratas como habitantes (8,5 millones). Pero un estudio realizado a fines de 2014 por un investigador de la Universidad de Columbia evaluó la población de roedores en la ciudad en unos dos millones.

"Las ratas consumen fácilmente nuestra sabrosa carnada, haciéndose infértil. Nuestro compuesto no letal se coloca en un cebo líquido que atrae a las ratas. Después de su ingesta, en unas pocas semanas tanto los machos como las hembras se vuelven estériles", explican desde el sitio web de la empresa estadounidense.

Según explican los científicos que las estudiaron, las ratas necesitan consumir abundantes cantidades de líquidos cada día, y el cebo se convierte así en una fuente atractiva de ingesta. Los expertos aclaran que el producto está diseñado para ser ambientalmente neutral cuando se excreta por los roedores.

También aclararon que el cebo SenesTech está formulado específicamente para las ratas y no afecta a otras especies animales o seres humanos. "Se trata de un enfoque sostenible y humano para el control de plagas", agregaron.

Un problema millonario

El actual alcalde Bill De Blasio le declaró la guerra a las ratas desde que asumió en enero de 2014 cuando las describió como "una de las instituciones de la ciudad de Nueva York que estamos felices de erradicar".

Existen unas dos millones de ratas en Nueva York, según estudios realizados (istock)
Existen unas dos millones de ratas en Nueva York, según estudios realizados (istock)

Pero los años pasaron y las diferentes estrategias con la utilización de trampas y venenos para combatirlas fracasaron. Incluso, el año pasado idearon un sistema que consistió en colocar una gran cantidad de dióxido de carbono congelado en las madrigueras de los animales para sofocarlos con el gas que emite.

En un informe publicado en The New York Times hace dos años, el presupuesto para combatir a las ratas era de 2,9 millones de dólares. Ahora, con esta nueva estrategia que mezcla la medicina aplicada a estos animales, las autoridades esperan de una vez por todas terminar con este problema que existe desde la fundación de la ciudad.

LEA MÁS: