La enfermedad viral se transmite a través de la picadura del mosquito Aedes aegypti (AP)
La enfermedad viral se transmite a través de la picadura del mosquito Aedes aegypti (AP)

Hasta la actualidad, los 85 casos y 40 muertes registrados en el año 2000 encabezaban el peor brote de fiebre amarilla que azotó a Brasil desde que comenzaron las mediciones en 1980. En 2016 se cerró con siete contagios y cinco fallecidos. Este año el alerta no cesa y las lamentables cifras pueden superarse, según los nuevos datos oficiales del ministerio de salud del país vecino.

Brasil registró hasta el momento 65 muertos a causa de un brote epidémico que ya suma 180 casos confirmados en poco más de dos meses, el mayor desde que comenzaron los conteos hace 37 años. Desde el pasado 1 de diciembre, se notificaron 157 fallecimientos sospechosos en varios estados del país, de los cuales 89 continúan en investigación y tres ya fueron descartados.

La mayoría de decesos de esta reciente crisis ocurrió en el estado de Minas Gerais (sudeste), epicentro del brote y donde 56 personas murieron a causa de la enfermedad. También en la misma región, el estado de Espíritu Santo registró seis fallecimientos por fiebre amarilla y Sao Paulo, tres, según el mismo boletín.

Quienes viajen a las zonas de mayores casos se deben aplicar la vacuna (AFP)
Quienes viajen a las zonas de mayores casos se deben aplicar la vacuna (AFP)

Considerada un área de riesgo debido a la circulación de la fiebre amarilla entre monos, Minas Gerais concentra la gran mayoría de las notificaciones (873) y de positivos, con 158. Completan la lista Espíritu Santo con 18 casos confirmados y Sao Paulo, con cuatro. La mayoría de los infectados son hombres de entre 40 y 60 años que trabajan en áreas rurales del estado, de acuerdo al perfil elaborado por el ministerio.

Todos los positivos hasta ahora son, sin embargo, de fiebre amarilla "de ciclo silvestre", es decir, transmitida a los humanos luego de una epizootia en monos, como se denominan las epidemias en el mundo animal. En cambio, la "de ciclo urbano", transmitida de humano a humano por el mosquito Aedes aegypti -también vector del dengue, el zika y la chicunguña-, no se detecta en Brasil desde 1942.

En total, 1.006 casos de la enfermedad fueron notificados en varios estados del gigante sudamericano, de los que 180 fueron confirmados, 75 descartados y 751 están aún en investigación. Para enfrentar el brote, el estado brasileño envió 9,3 millones de dosis adicionales de la vacuna contra la enfermedad a los estados afectados o en riesgo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) lanzó recientemente una serie de recomendaciones en torno a la prevención y respuesta.

LEA MÁS: