Conforme lo estipula la ley 26.571, norma por la que se crearon las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias, la campaña electoral comenzó oficialmente el 14 de julio. Ese mismo día, Cristina Elisabet Kirchner recibió un revés de Claudio Bonadio, que rechazó la recusación que había planteado la ex presidente en la causa penal que se inició por la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman en la que la ex mandataria está acusada de encubrir -mediante la firma del Memorándum con Irán- el atentado a la AMIA, en el que murieron 85 personas.

Apenas tres días más tarde, en su estudio de la calle 9 de Julio 161 de Río Gallegos, fue detenido Víctor Manzanares el histórico contador de la familia Kirchner por orden del juez Bonadio en la causa Los Sauces. Para el magistrado, Manzanares era el ideólogo de una maniobra para el desvío de fondos provenientes de alquileres de inmuebles de la ex familia presidencial con el fin de eludir el efecto de medidas cautelares ordenadas en el expediente. Al día siguiente, el titular del Juzgado Federal 11 en una entrevista radial no descartó detener a la mismísima Cristina Kirchner si llegaba a comprobar que ella había dado la orden de evadir el embargo dictado en la causa Los Sauces.

Si bien no es candidato, su indubitable cercanía con la ex presidente -durante cuya gestión fue una especie de super ministro- cualquier desgracia judicial de Julio De Vido podía salpicar a la hoy precandidata a senadora por la Provincia de Buenos Aires. El arquitecto amigo de Néstor fue quien se llevó el mayor lugar en los escritos judiciales emitidos durante el mes que duró la campaña electoral previa a las PASO. Este protagonismo fue públicamente ignorado por Cristina quien guardó un prudente y obligado silencio sobre los traspiés en la justicia del ex ministro de Planificación.

(Adrián Escandar)
(Adrián Escandar)

El último día del mes de julio, el fiscal Federico Delgado pidió la elevación a juicio de la causa en la que está acusado por la compra de trenes chatarra a Portugal y España. También solicitó que De Vido sea citado a indagatoria en una de las causas en la que se investigan los supuestos pagos de sobornos de la constructora Odebrecht en la Argentina.

Por el lado del oficialismo, agosto trajo alivio a la Casa Rosada. El 3 de este mes, la Sala II de la Cámara Federal cerró la causa Panamá Papers en la que había sido denunciado el presidente Mauricio Macri por lavado de dinero a raíz de su participación en las off shore Kagemusha y Fleg Trading. Sin embargo, en el fuero penal económico se seguirá investigando si se cometió evasión a través de esas sociedades comerciales.

El último capítulo de la actuación judicial durante la campaña previa a las PASO quedó reservado para Carlos  Menem -condenado a 7 años de prisión en la causa armas- quien intenta renovar su banca de senador por La Rioja. El lunes 7 de agosto la Cámara Nacional Electoral hizo lugar a una impugnación a la precandidatura del ex presidente -fundada en su situación procesal- impidiéndole participar en los comicios de este domingo aunque su imagen irá en las boletas. No obstante, la posibilidad de la postulación se mantiene vigente merced a un recurso extraordinario que resolverá la Corte Suprema de Justicia antes de que se oficialicen las candidaturas para las elecciones de octubre.