Fernanda Vallejos, candidata por Provincia con residencia en Capital
Fernanda Vallejos, candidata por Provincia con residencia en Capital

La ley tiene sus lados grises, se sabe. Y si hay una ley que su lado gris es un pantano arbitrario de interpretaciones es la Ley Electoral. Con los años, uno se animó, al año siguiente fue otro, se le perdió el miedo a la "crítica" y el tema de los distritos electorales dejó de ser un problema, que en realidad era una condición. En el 2017 ya no serán un par los candidatos que no se podrán votar a sí mismos, la moda se impuso al ritmo de las necesidades y ahora cualquiera es candidato en cualquier lado.

El caso estrella pero el que usa la condición "menos tramposa" es el de la ex presidenta, Cristina Kirchner, que incluso hoy ni siquiera emitirá su voto, ya que adujo "problemas de logística" para poder trasladarse a Río Gallegos, donde está empadronada desde 1976. Esta estrategia la implementó Cristina por primera vez en 2005, apelando a que nació en La Plata, esa razón le da la autorización para cumplir los requisitos para postularse por la provincia de Buenos Aires, aunque viva o esté en el padrón de otro distrito. Esa condición de nacimiento se repite en todas las jurisdicciones: uno puede ser candidato natural en la provincia donde nació sin importar donde tenga su domicilio. Néstor Kirchner uso el otro argumento en 2009 para ser candidato bonaerense, que es el de los dos años de residencia efectiva inmediatos a la elección: sus papeles estaban flojos ya que argumentó la Quinta de Olivos como domicilio, que en realidad es considerado territorio federal y que el desarraigo para un cargo público no se cuenta como residencia. De todas formas fue autorizado.

Fernanda Vallejos, la otra cabeza de lista del partido de Cristina, tampoco podrá votarse así misma ya que apeló al mismo argumento que su jefa política: su lugar de nacimiento. Vallejos nació en Zarate pero desde hace muchos años está radicada en la Ciudad de Buenos Aires y ahí es donde hoy deberá presentarse a votar, cerca del clásico barrio de Belgrano, donde vive. Roberto Salvarezza, también precandidato a diputado nacional por la Unidad Ciudadana y ex presidente del Conicet, figura en el padrón porteño pero al ser nacido en Lanús su candidatura corrió por un tubo. La lista K tiene cinco casos más en el que se destaca el de Hugo Yasky, que deberá votar también en la Ciudad.

La condición de domicilio también evitará que Fernando "Pino" Solanas encuentre su boleta. Candidato en provincia de Buenos Aires, nació en Olivos y hoy votará en la ciudad donde también probó suerte en varias oportunidades para diferentes cargos. Su precandidata a senadora, la periodista, Josefina Pouso, que además fue mamá ayer, también está radicada en Capital Federal.

Un caso sin eufemismos es el de Graciela Ocaña, actual legisladora en la ciudad de Buenos Aires que ahora probará cambiar de distrito ya que buscará ser diputada por la provincia. Tiene un dato a favor: nació en San Justo y siempre vivió en provincia pese a tener domicilio legal en capital por cuestiones políticas. Además de ella, la lista tiene dos casos más de iguales características: Quetglas y Piccolomini.  También dentro del oficialismo, Fernando Iglesias, tercero en la lista que encabeza Lilita Carrió, una experimentada en esto de la trampita del domicilio, votará en Avellaneda pero es candidato porteño.

Los casos especiales

Un capítulo aparte es el de Nicolas del Caño. El candidato por el Frente de Izquierda en la provincia de Buenos Aires, nació en Córdoba, y es actual diputado nacional por Mendoza, a donde se mudó para militar para la izquierda y ahora sorprendió en su búsqueda de representar a los bonaerenses, de un momento a otro. Hizo los deberes y votará en Avellaneda, donde fijó domicilio: un poco lejos del Congreso. Pitrola lo acusó de paracaidista.

Esteban Bullrich, quien dejó el ministerio de Educación para aceptar el pedido del Presidente de ser candidato en la provincia, no la pasó bien en la campaña, principalmente por su desconocimiento de los problemas bonaerenses. Si bien Bullrich nació en Junín y ahí votará hoy, es considerado un "porteño" más y su aparición en tierras bonaerenses fue considerada como un último recurso a la falta de nombres.

Todo indica que a la ley electoral ya debería agregársele un artículo: cualquiera puede ser candidato en cualquier lado, lo del domicilio ya fue. Así. Textual.