La defensa de Víctor Manzanares, el contador de la familia Kirchner, apeló este miércoles el rechazo de su excarcelación para que sea revisado por la Cámara Federal.

Carlos Beraldi, abogado de Manzanares, Cristina, Florencia y Máximo Kirchner, presentó ayer la apelación ante el juez federal Claudio Bonadio, quien el lunes detuvo al contador en Río Gallegos y ayer rechazó excarcelarlo.

En el escrito al que accedió Infobae, se explica que "no existe razón legal alguna para que el proceso siga su trámite ante quien no es el juez natural de la causa". "Sin embargo, V.S. retuvo para sí el expediente y siguió adoptando nuevas decisiones jurisdiccionales ilegítimas, afectando los derechos y garantías consagradas por la Constitución Nacional. En otras palabras y para que quede claro, la única obstrucción de la justicia que puede existir en el caso reside en que la causa mantiene su trámite ante un juez incompetente", puntualizó.

​Beraldi criticó con dureza a Bonadio. Lo hizo cuando señaló que es nula la decisión de intervenir judicialmente el condominio formado por Máximo y Florencia Kirchner para que estuvieran anotados allí los bienes heredados por los hijos luego de la muerte de Néstor Kirchner.

​El abogado describió la situación que se había dado en el condominio y la tardanza de la interventora Raquel Moyano en presentarse a cumplir funciones luego de la designación. "Frente al caos que deliberadamente se había generado, pretender atribuirle a mi defendido una conducta ilícita resulta una tomadura de pelo", concluyó.

"Concretamente, si la interventora no sabía qué tenía que hacer, no tenía comunicación alguna con los inquilinos a quienes ni siquiera conocía, ni mucho menos se había puesto en contacto con Manzanares, cabe preguntarse quién se iba a hacer cargo de cobrar los alquileres. Frente a esta situación, la conducta desarrollada por mi defendido se ajusta estrictamente a lo que debe hacer cualquier persona razonable: seguir ocupándose de que los locatarios de los inmuebles continuaran pagando los alquileres debidos y no se le generara al condominio perjuicios innecesarios. Ese es el sentido de la nota de fecha 7 de junio del corriente año que, con la peor mala fe, ha sido tergiversada en la causa. Si se querían sustraer los alquileres o construir lo que la prensa califica de "by pass", los pagos hubiesen sido recibidos en efectivo o bien desviados a una cuenta bancaria de un extraño que no tuviera relación alguna con el condominio. Precisamente ocurrió todo lo contrario, los cobros se siguieron bancarizando para ser depositados en la cuenta de quien resulta ser legítimo apoderado de los copropietarios de los inmuebles", insistió.

Ahora Bonadio debe conceder la apelación para que llegue a la Cámara Federal. El tribunal deberá fijar una audiencia para que la defensa amplíe sus fundamentos. Luego, quedará en condiciones de resolver el pedido de libertad.

Durante la primera semana de la feria, la Cámara está integrada por los jueces Jorge Ballestero y Martín Irurzun. En la próxima, quedará conformada por Ballestero y Freiler. Si la decisión no se toma durante el receso invernal, quedará a cargo de la Sala I –tribunal de alzada de la causa "Los Sauces"–,  integrada por Ballestero, Freiler y Leopoldo Bruglia.

Manzanares fue detenido el lunes en su estudio de Río Gallegos porque Bonadio entendió que intentó desviar fondos que habían sido inmovilizados judicialmente. Manzanares, la expresidente, sus hijos y otros acusados, entre ellos los empresarios Lázaro Báez y Cristobal López, están procesados.