Micro Ómnibus Norte S.A (MONSA), la empresa que maneja la línea 60 de colectivos, denunció que el paro que sostiene la Unión Tranviarios Automotor (UTA) por tiempo indeterminado para reclamar más medidas de seguridad es "arbitrario e injustificado".

Para la compañía, la medida de fuerza "persigue otros objetivos que los invocados, y de modo alguno representa a la gran mayoría de los trabajadores de la empresa que aunque desean trabajar se ven impedidos de hacerlo".

MONSA explicó que el jueves pasado se realizaron inspecciones del Ministerio de Trabajo en las terminales de Barracas e Ingeniero Maschwitz. Y agregó que solo la terminal de la localidad bonaerense "recibió algunos requerimientos menores que no afectan de manera alguna la seguridad de la operación del personal".

"De haber existido alguna falla grave, como falsamente denuncian los delegados, los inspectores hubieran procedido con la clausura de las instalaciones", expresaron a través de una solicitada que será publicada este jueves en un matutino porteño.

Además, destacaron que se completó la certificación de la primera de las cuatro etapas de la Norma IRAM 3810, cuyos requisitos tienden a "minimizar el riesgo de accidentes".

"MONSA cuenta con un parque móvil de 340 unidades, con una antigüedad promedio de 3,5 años, con la Revisión Técnica Obligatoria (RTO) al día", añadieron.

"Lamentamos que los pasajeros del servicio público de nuestra emblemática línea 60 se vean perjudicados por una medida de la que la empresa no es responsable", concluye la solicitada.

Las partes se reunirán este martes a las 18 en el Ministerio de Trabajo para intentar destrabar el conflicto.

El conflicto entre los choferes de la línea 60 y la empresa lleva varios meses, y uno de los puntos más altos fue cuando en septiembre del año pasado murió un operativo de la compañía en uno de los talleres mientras trabajaba en una unidad.

Los choferes llevaron adelante en junio una serie de paros sorpresivos, en los que reclamaban por la muerte del operario, y por el despido de unos 10 empleados que fueron captados destrozando instalaciones de la empresa y amenazando a otros empleados de MONSA.

La línea 60 la usan diariamente unas 100 mil personas en toda el área metropolitana entre Constitución y los partidos bonaerenses de Tigre y Escobar.

LEA MÁS: