Está claro para el gobierno nacional que la campaña no es una cuestión exclusiva de los candidatos. Quedó demostrado el fin de semana, cuando todos los funcionarios de Cambiemos salieron a "timbrear" en localidades de todo el país. Y fue reivindicado este lunes, cuando el presidente Mauricio Macri participó de un acto en La Matanza, el distrito más kirchnerista de la provincia de Buenos Aires.

La excusa que facilitó la llegada del jefe de Estado al conurbano fue la inauguración de un centro de transbordo del nuevo Metrobús. Allí, a metros de la intendenta kirchnerista Verónica Magario, admitió que "el cambio todavía no le llegó a millones de argentinos" y cuestionó la corrupción del gobierno anterior.

"Con la gobernadora -que también estaba en el acto- y con todo el equipo nos levantamos todos los días pensando qué podemos hacer para acelerar estos cambios. Los cambios llevan sus tiempos", precisó.

(Presidencia)
(Presidencia)
(Presidencia)
(Presidencia)
(Presidencia)
(Presidencia)

Como ejemplo de las políticas implementadas por su gestión, el mandatario aseguró que el Banco Nación otorga cada tres minutos un crédito hipotecario y celebró que muchas entidades como los bancos Provincia y Ciudad se hayan sumado con nuevas líneas de acceso a la vivienda.

"Este cambio significó y expresa la decisión de los bonaerenses de decir basta a la resignación. Basta de creer que no se puede. Entendiendo que esto es un proceso. Que estamos juntos en un trabajo que ya comenzó y tiene hechos concretos que lo refuerzan. Que sí podemos. Que tenemos que batallar contra la injusticia y la corrupción que nos alejaron de estas mejoras concretas para cada uno de los argentinos", completó. Aplaudieron casi todos. Magario miró con cara de pocos amigos y le habló al oído al Presidente cuando se despidió.

Después del acto, Magario brindó declaraciones a los medios y explicó qué fue lo que le dijo al jefe de Estado. "Tuve la oportunidad de charlar dos segundos con el Presidente, le pedí que la deuda que tienen con La Matanza, deuda que no nos han pagado, y que vengo reclamando hace más de 18 meses, que por favor lo trate él especialmente. A La Matanza le deben 1.300 millones de pesos", señaló.

Y agregó: "Lo mismo le sucede al pueblo de La Matanza con 700 millones que adeuda la provincia de Buenos Aires. Estoy contenta porque pude conversar con ellos (con Macri y Vidal)".