En su primer día como ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro se impuso una misión difícil: lograr que "El Polaquito" regrese a la escuela. Así lo declaró el nuevo funcionario nacional en una improvisada conferencia de prensa realizada este lunes en Casa de Gobierno, luego de la jura de los nuevos integrantes del Gabinete.

Finocchiaro, que reemplazará a Esteban Bullrich, afirmó que el Estado es el encargado de fijar políticas públicas en materia de educación, no solamente el Gobierno. Y coincidió con el pronóstico que dio el presidente Mauricio Macri durante el acto formal de jura: "La educación pública y gratuita de calidad es la herramienta que genera igualdad de oportunidades".