La Cámara Federal de Casación penal confirmó la decisión que había tomado el juez Sebastián Casanello, quien había autorizado a la Dirección de Vialidad Nacional (DVN) a disponer que la maquinaria vial y los autos secuestrados a las empresas del empresario detenido Lázaro Báez.

Los jueces de la Sala IV de la Casación Gustavo Hornos, Mariano Borinsky y Liliana Catucci respaldaron lo resuelto por Casanello, que había avalado lo dispuesto por la Cámara Federal porteña.

Ahora, la DVN recibirá las máquinas que pertenecen a las firmas Austral Construcciones S.A. y Kank y Costilla S.A., que resultaron embargadas luego de los múltiples procesamientos que afectaron a Báez, acusado del delito de lavado de dinero.

Hornos, Borinsky y Catucci no hicieron lugar a las quejas de los defensores de Lázaro y Martín Báez, que buscaban que el Estado no utilizara sus máquinas.

La decisión de Casación se da en el marco de la causa por la que Lázaro y su hijo Martín Báez están procesados por lavado de activos a través de la utilización sistemática de facturas truchas a través de la financiera ex SGI.

Los fallos

Con información de Télam