(Gentileza Infoeme)
(Gentileza Infoeme)

El trágico recital del Indio Solari en la ciudad de Olavarría dejó una herida abierta en sus habitantes, y especialmente en sus dirigentes. Uno de los más apuntados a la hora de deslindar responsabilidades fue el intendente Ezequiel Galli (Cambiemos), quien está siendo investigado por una comisión especial en el Concejo Deliberante local.

El cimbronazo por el fatídico show del 11 de marzo en el predio La Colmena dejó incluso a un funcionario de su gobierno en el camino, el jefe de Gabinete y padre político del intendente, Jorge Larreche.

A más de un mes de la multitudinaria "misa ricotera" en la ciudad, el jefe comunal analizó lo ocurrido, dijo que fue "un cachetazo muy duro" y pidió "mirar para adelante".

"Quedó en el imaginario de la gente que nos maltrataron como ciudad y fue muy doloroso", señaló Galli en una entrevista para el diario local El Popular.

(Martín Ojeda)
(Martín Ojeda)

"Fue una apuesta muy fuerte y paso lo que pasó. Ahora tenemos que mirar para adelante y tomarlo como un aprendizaje", dijo el intendente. Y añadió: "Queremos seguir siendo la ciudad que somos".

"Veníamos trabajando muy firmes y de golpe esto fue como un cachetazo", reconoció Galli y comentó que luego de lo ocurrido estuvo pensando en cómo hubiese sido de otra forma.

"Lo hice convencido y creo que ahora tengo que mirar para adelante en lo que viene. En el futuro del Municipio y de la ciudad", afirmó.

Por último, lamentó la salida del ex jefe de Gabinete, Jorge Larreche, de la mano de quien llegó al PRO en 2015. Esta semana, Larreche fue reemplazado por Dalton Jáuregui.

"Cuando está mezclado el afecto con la política es mas difícil", indicó y agregó: "Creo que son decisiones que haya que ir tomando".

LEA MÁS