Guillermo Dietrich recorrió las obras del Puente la Noria junto al Intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, y el administrador de Vialidad Nacional, Javier Iguacel. Del gobierno de la provincia de Buenos Aires participaron también Gabriel Mercuri, subsecretario de Fortalecimiento Familiar y Comunitario del Ministerio de Desarrollo y Alex Campbell, Subsecretario de Asuntos Municipales.

Estiman que estas obras, que lleva adelante el gobierno nacional a partir de una inversión de 700 millones de pesos, reducirán en más de 20 minutos el tiempo de viaje para los 75.000 vehículos que transitan diariamente la zona. En mayo quedará habilitado el carril sentido hacia provincia, impactando en un total de 37.500 vehículos diarios.

El proyecto de Puente la Noria comenzó en mayo de 2013 pero hasta diciembre de 2015 -en 21 meses- se había avanzado solamente un 9 por ciento. A partir del 2016, el Gobierno Nacional intensificó los trabajos.

"Se trabajó 10 veces más rápido. Hoy ya estamos casi en un 70% de avance lo que nos permitirá en mayo habilitar la primera mano hacia provincia beneficiando a más 37 mil vehículos que van a salir y entrar a la ciudad de forma más rápida y segura. Este es el camino, un Estado presente y eficaz, que haga las obras públicas necesarias para transformar la vida cotidiana de todos los argentinos", declaró el ministro Dietrich.

Las obras comprenden la construcción de un viaducto elevado sobre el Camino Negro de 800 metros de extensión, que reemplazará la problemática rotonda actual y permitirá un acceso directo al Puente la Noria tanto desde la ciudad como desde la provincia.

Cuando las obras finalicen, aumentará la seguridad vial y la comodidad de los vecinos gracias a las nuevas rampas de acceso y al nuevo distribuidor que se están construyendo. Mejorará también el entorno urbano, con nueva señalización e iluminación, en una de las zonas más densamente transitadas y postergadas del conurbano.