El festejo de Marcus Rashford en la agónica victoria del Manchester United (Reuters)
El festejo de Marcus Rashford en la agónica victoria del Manchester United (Reuters)

Luego de la victoria por 3 a 0 del Chelsea sobre el Burnley, el Manchester United y el Hull City se vieron las caras con la misión de ganar para conservar la cima de la Premier League junto al equipo londinense.

El coqueto y pequeño KCOM Stadium albergó a unas 20.000 personas para que observen al modesto combinado local ante las figuras de la potencia que busca volver al primer plano internacional. La delantera conformada por Zlatan Ibrahimovic y Wayne Rooney, junto a la presencia de Marouane Fellaini y las órdenes de José Mourinho dieron cuenta de la galáctica formación que presentó uno de los candidatos al título.

La superioridad del Manchester United fue notoria, pero la notable actuación del suizo Eldin Jakupovic atentó contra los deseos de la visita. Casi todo el partido se desarrolló en el territorio del dueño de casa y el gol de la victoria llegó en el minuto 92.

Una extraordinaria individualidad del histórico atacante inglés le permitió a Marcus Rashford sellar la victoria para el desahogo del entrenador portugués. En la tercera fecha del certamen británico hay dos competidores que han logrado sumar el puntaje ideal. Sólo el Manchester City podrá sumarse a la punta, aunque para ello deberá vencer al West Ham.

Por Fernando Taveira – ftaveira@infobae.com

El resto de la tercera fecha de la Premier League