Hay una frase, muy conocida en el ambiente emprendedor, que reza que "de la adversidad surge la oportunidad". Nada más cierto, al menos en la historia de Verónica Pucheta, la creadora de una panificadora para celíacos en Posadas, que se volvió referente nacional en productos libres de Gluten.

Lo que fue una triste noticia – el diagnóstico de Celiaquía de su hija Tiara – se transformó luego en un fuerte impulso por buscar la manera de ayudar, a ella y a otras personas con la misma enfermedad: "Sentí un llamado profundo, muy fuerte. Cuando a Tiara le diagnosticaron la enfermedad, tenía sólo un año y dos meses. Primero, sentí una gran angustia, culpa también y responsabilidad", cuenta Verónica, evocando los primeros tiempos.

Pero decidió buscar la manera de convertir esas emociones en acciones positivas. Empezó a trabajar duro. Primero, en la mesada de su cocina, probando recetas, una y otra vez. Su hija se convirtió en la catadora oficial y gran aliada a la vez. Junto con ella y Alicia Isabel Acosta, actual social a quien supo contagiar su entusiasmo y vocación de servicio, comenzó este proyecto.

"Antes de esto trabajaba en una asociación civil. Siempre tuve el llamado de la vocación de servicio, de lo social. Por eso, desde el primer minuto, pensé mi emprendimiento como un trabajo de servicio", agregó.

La enfermedad celíaca no se cura. La única manera de tratarla es implementando una dieta libre de gluten, para toda la vida, que resulta muy estricta y complicada. En su ciudad natal, donde todo comenzó, Verónica conoce familias que tienen hasta tres miembros que padecen este trastorno.

Es por eso que la panadería que crearon representa una gran solución para todos ellos, y una fuente de trabajo para otros que las acompañan en esta aventura. "Cuando funde Tiara Zarina, mi vida empezó a repuntar de nuevo. La primera idea que tuve fue la de una fábrica de pastas libre de gluten. Lo presenté al Banco Mundial y no lo aprobó, pero fue un gran aprendizaje". Aprendizaje que le permitió luego cumplir su sueño a través del "plan manos a la obra".

Después de todo, trabajo, amor y pasión para seguir avanzando, es lo que sobra en esta historia emprendedora.

#SeguíAvanzando