Jorge Odón es todo un emprendedor de la vida. Mecánico, oriundo de Lanús, creó el facilitador de parto Odón, un invento avalado por la Organización Mundial de la Salud que facilita los partos.

Y todo fue gracias a su capacidad de innovación permanente. Es por eso, que brinda siete consejos para todos aquellos que deseen seguir su camino de ser un gran emprendedor.

-Ser muy perseverante. "Las cosas no se hacen de un día para el otro", parece una frase hecha pero está llena de verdad y no siempre es fácil asimilarlos. El mismo Jorge Odón hace más de 10 años que está trabajando a tiempo completo para que su invento pueda salir al mercado. No hay que bajar los brazos.

-Tener fe. Creer firmemente en lo que hacés.

-Patentar. "Por sobre todas las cosas, si vos tenés algo, lo tenés que registrar, sino, el invento no sirve. Si a la idea la tenés clara, tenés que patentarla". Este fue el sabio consejo que recibió de quien le enseñara la profesión de mecánico: un inmigrante lleno de talento e imaginación. Entre muchas otras lecciones, este hombre inculcó en él la curiosidad, la confianza en sí mismo y la pasión por inventar todo tipo de soluciones.

-Buscar un "novio". "Una vez que patentaste, tenés que buscar quien pueda acompañarte en tu proyecto porque muchas veces no podés seguir solo". Este socio es alguien que debe reunir muchas cualidades especiales y compatibles con uno. Alguien que debe ayudarte a "aguantar los momentos malos. Porque tenés momentos malos donde te desilusionás. Pero si tu idea es clara – y los agoreros viene de afuera porque creen que vos no podés llegar – no importa. Yo pasé a eso también pero seguí adelante", cuenta jorge.

-Trabajar, trabaja, trabajar. Jorge recomienda: "No mezquinar horarios. Yo hace casi hace 11 años que estoy con este proyecto. Parece fantástico, parece que me cayó de arriba, y no es así. Yo hacía esto y mientras tanto trabajaba en mi taller porque era lo que me daba de comer. Después venía los fines de semana, o fuera de horario a mi oficina, a trabajar hasta cualquier hora".

-Tener apoyo familiar. "También es importante el apoyo de la familia en un proyecto donde vos arrancas solo". Es incluso muy interesante escuchar toda esta historia contada por Marcela, su esposa – quien lo acompaña a todos los lugares que puede, sin descuidar la atención a sus 5 hijos y 5 nietos -. Detrás del mecánico-inventor hay una gran compañera, tan trabajadora como él, que lo ha apalancado todos estos años.

-…Y seguir trabajando. Jorge advierte que "una meta también es no dormirse con el proyecto terminado. Siempre tenés que seguir creando sobre el mismo proyecto u otro. Porque las espaldas tuyas se sube otro y hace una cosa mejor. ¿Entendés?". Clarísimo.

#SeguíAvanzando