Amor: Desavenencias conyugales por mutua incompatibilidad o por temperamento dominante. Los parientes soportan menos tu carácter.

Riqueza: No es el momento más adecuado en lo referente a la economía pero sí en lo que respecta a tu trabajo y tu hogar.

Bienestar:  Siempre hay personas que estarán a tu favor y otras en tu contra, ofenderte no tiene sentido. Tu mejor defensa es negarte a sentirte ofendido.