Amor: No juegues a dos puntas si no quieres terminar sin el pan y sin la torta. Sé sincero contigo mismo y decídete.

Riqueza: Los negocios con la familia pueden terminar en grandes pleitos. Separa las relaciones, familia y negocios son incompatibles.

Bienestar:  La terquedad no te llevará a ninguna parte, por más que tú tengas la razón. Hazle caso a tus impulsos, ellos te dirán qué hacer.