Amor: Respeta tu deseo y afianza el vínculo con tu pareja. Preserva los espacios de afecto para recuperar tus energías.

Riqueza: Si deseas prosperar, tienes que saber que no es momento. Eso sí, usa tu creatividad con fines prácticos porque dará resultado.

Bienestar: Si cierto pesimismo se apodera de tu ánimo, deberás tomarlo simplemente como un malestar pasajero. Siempre que llovió paró.