ICBC es el primer banco en utilizar tecnología de reconocimiento facial para sus clientes a través de smartphones. (iStock)
ICBC es el primer banco en utilizar tecnología de reconocimiento facial para sus clientes a través de smartphones. (iStock)

Buena parte de los usuarios de Internet sentía miedo de realizar transferencias on-line cuando, allá por los comienzos del segundo milenio, surgió el concepto de homebanking. Hoy los avances en tecnología y conectividad permiten redoblar la apuesta y es el mobilebanking el que comienza a ganar cada vez más terreno, aunque haya quienes que por desconfianza o desconocimiento, todavía prefieran hacer una larga fila en el banco.

Según la reserva federal de los Estados Unidos, cerca del 89% de los usuarios de smartphones de ese país utilizan esos dispositivos móviles para realizar operaciones. ¿El principal uso? pagar cuentas de manera rápida y cómoda, sin tener que hacer ninguna fila o entrar al banco. La Argentina, explica un estudio de TBI Unit, todavía se encuentra por debajo del promedio regional (cerca de un 57% de usuarios de smartphones con actividad bancaria). ¿Por qué?

Siguiendo lo expuesto por TBI Unit, los usuarios de América Latina en general desconfían de la seguridad de las opciones de mobilebanking, mientras que otra de las razones del relativo bajo impacto de este método se encuentra en la falta de videos instructivos por parte de los bancos. A pesar de esto, la tendencia crece y los bancos se hacen eco de los pedidos de sus clientes para brindar servicios seguros y cómodos compatibles con las nuevas capacidades de los smartphones.

El sistema reconoce a su usuario a pesar de cambios de apariencia o accesorios como anteojos y gorros. (iStock)
El sistema reconoce a su usuario a pesar de cambios de apariencia o accesorios como anteojos y gorros. (iStock)

Picando en punta

A mediados de julio, ICBC fue el primer banco en introducir en nuestro país la opción de reconocimiento facial biométrico tanto para iOS como Android a través de la cámara del celular, que funciona en conjunto con el clásico método -todavía vigente- de usuario y contraseña.

Laura Borghelli, responsable de Banca Electrónica del banco explica en mayor profundidad los detalles de usabilidad y seguridad del nuevo sistema, que fue desarrollado junto a FacePhi, compañía española especializada en reconocimiento facial.

Así es como los usuarios de este nuevo sistema de autenticación pueden realizar las operaciones más comunes del homebanking como transferencias, consulta de saldos, pagos a CBU precargados y pago de servicios, sin necesidad de escribir su usuario y contraseña en todo momento. Un sistema ideal para poder solucionar estos trámites con la velocidad de una selfie.

Como para despejar aún más las dudas que puedan surgir sobre la seguridad del sistema, Borghelli explica también que el agregado del "parpadeo" al registro biométrico elimina totalmente toda posibilidad de acceder al sistema por parte de personas ajenas a la cuenta.

Preguntas y respuestas

El banco también publicó un tutorial en Youtube para que los usuarios -o quienes simplemente sientan curiosidad- puedan conocer y explotar al máximo las opciones que ofrece el nuevo sistema.