El renting suma cada vez más adeptos frente a los altos costos de mantener un auto en el país
El renting suma cada vez más adeptos frente a los altos costos de mantener un auto en el país

Tener un vehículo en la Argentina resulta cada vez más caro, sobre todo si se lo compara con otros países del mundo. El creciente y alto costo de las unidades, los seguros, gastos de mantenimiento y el valor de las escasas cocheras de Buenos Aires han logrado lo impensable: que alquilar un vehículo sea más barato que conducir el propio. Más aún si se tiene en cuenta la oportunidad de inversión que se pierde y el capital que se inmoviliza. La ecuación cierra entonces en favor del alquiler o el renting por sobre la compra de automóviles.

"Sumando costos directos e indirectos a valores de mercado, adquirir y mantener un vehículo cero kilómetro de gama baja -los más vendidos-, ronda los 15 mil pesos. En cambio, el alquiler de un modelo idéntico, con un uso estimado en 12 días mensuales, está por debajo de los 8 mil pesos. Y además, en el caso de las empresas, pueden descontar el IVA y llevar este valor por debajo de los 7 mil pesos al mes, ahorro que también impacta en los vehículos de media y alta gama", explica Leonardo Iglesias, CEO de Omega Car Rental, una rentadora argentina que cuenta con la flota más variada del mercado local y que es elegida por reconocidos empresarios, jugadores de fútbol de elite, celebrities y artistas internacionales.

El renting suma cada vez más adeptos

La mecánica del renting o el alquiler de las unidades, se vuelve una alternativa más seductora para las empresas y también cada vez más para los particulares.

Omega Car Rental cuenta con la flota más variada del mercado local
Omega Car Rental cuenta con la flota más variada del mercado local

"Esto es similar a lo que sucede en Europa o en Estados Unidos, dónde las empresas optan más por el renting que por la compra. Esto les permite terciarizar y simplificar cada vez más la gestión de sus vehículos. Pero además, permite contar con mayor capital disponible para alimentar el crecimiento de su negocio. Los clientes corporativos se han dado cuenta de las ventajas económicas concretas que ofrece el sistema y lo aprovechan", asegura Iglesias.

Asimismo, y lo que resulta más llamativo de esta tendencia, es que los clientes locales comenzaron también a pensar en el alquiler por sobre la compra. "Hace algunos años era impensado que una persona local se decidiera por alquilar un vehículo para moverse en su propia ciudad de residencia. Pero hoy, cada vez son más los argentinos que alquilan un auto sin estar propiamente en una situación de viaje", dice Iglesias.

Esto se da sobre todo en aquellos conductores que no hacen un uso intensivo de su auto, pero también entre quiénes cuentan con un vehículo propio y precisan una segunda unidad para usos eventuales como una salida al campo, una reunión de negocios, ir de compras o para trasladarse en un evento social.

"Nuestros estudios indican que si usuario precisa el vehículo por menos de 15 días, con las variables actuales de nuestra economía, definitivamente resulta antieconómica la compra", afirma Iglesias.

No sólo las empresas se suman a esta tendencia sino también cada vez más particulares (IStock)
No sólo las empresas se suman a esta tendencia sino también cada vez más particulares (IStock)

Esto abre nuevas oportunidades que se lanzan a competir abiertamente por esta rica porción del mercado, antes desestimada. "Para adaptarnos a las demandas de las empresas, mucho más exigentes que los clientes particulares, decidimos sumar más y mejores vehículos a nuestra flota. Pasamos entonces de 10 a más de 20 categorías de vehículos", ejemplifica Iglesias. "Autos de lujo, deportivos, camionetas, vans, Mini vans, 4×4, pick-Ups, adventure, familiares, ejecutivos, sedan full, sedan classic, automáticos. La idea es que las compañías pudieran encontrar el modelo más apropiado para su operación y para cada empleado. Que en un mismo lugar, encuentren una camioneta 4×4 para sus operaciones fuera de la ciudad, un auto deportivo o de lujo para sus altos ejecutivos y vehículos más sencillos para sus vendedores y otros empleados de jerarquía media".

Omega Car Rental ha sumado también una sala de reuniones privadas para los usuarios corporativos, servicios de entrega y retiro de las unidades en las oficinas y aeropuertos, botones antipánico de seguridad y un servicio exclusivo que permite mejorar significativamente la seguridad en el manejo, reduciendo los excesos de velocidad reiterados para un mejor cuidado del mayor capital con que cuentan las empresas: sus empleados.

Para conocer más sobre el servicio o solicitar una cotización, tanto para clientes corporativos como para particulares, se puede visitar la oficina central cercana al Obelisco, a pasos de Plaza San Martín (Avenida Santa Fe 950), dirigirse a la sede en el Polo Tecnológico de Buenos Aires (Rondeau 3062); o comunicarse con la empresa en 4328-9800 o al 0810-666-9800.

Para más información o efectuar una reserva online, click aquí