Guillermo Whpei, presidente de la Fundación para la Democracia Internacional, posa junto a la Premio Nobel de la Paz Rigoberta Menchú
Guillermo Whpei, presidente de la Fundación para la Democracia Internacional, posa junto a la Premio Nobel de la Paz Rigoberta Menchú

One Billion Acts of Peace (Un Billón de Actos de Paz) es una campaña mundial coordinada por la organización Peace Jam, liderada por catorce premios nobeles de la paz, que condecora a programas abocados al cambio y la construcción de un mundo más inclusivo y pacífico. Fundación para la Democracia Internacional de Rosario es uno de los doce semifinalistas -el único argentino- que pugna por pasar a las últimas instancias de la competencia. El premio: difusión de los proyectos mediante canales y plataformas de comunicación global.

La misión de la iniciativa -organizada de manera conjunta entre la Fundación PeaceJam, Google y Wells Fargo, con el apoyo de Naciones Unidas- es alcanzar en 2019 el billón de acciones de paz en todo el mundo. Antes de esa fecha busca reconocer, compensar y galardonar los mejores proyectos de cada rincón del planeta que confronten contra desafíos relacionados a la supervivencia y bienestar de la humanidad.

La entidad argentina se dedica a fortalecer los valores de la democracia, elevar la calidad institucional, luchar por los derechos humanos y acabar con todas las formas de esclavitud contemporánea. Está presidida por Guillermo Whpei, quien recientemente fue homenajeado en Guatemala por la Premio Nobel de Paz de 1993 Rigoberta Menchú Tum por "su impulso para situar en el centro de la agenda mundial la abolición de todas las formas de violencia urbana y esclavitud contemporánea, y su proyección entre los líderes del mundo por la paz".

Uno de sus principales programas es la lucha contra la esclavitud contemporánea y sus prácticas análogas. Su trabajo se centra en investigar caso por caso, estudiar el campo y elaborar un diseño de promoción de políticas públicas que cercenen esta práctica nefasta. Prevé además un programa de acción de agua limpia concentrado en garantizar acceso al agua en cantidad y calidad en todo el país. Y distribuye sus esfuerzos en tres ejes medulares: la construcción de un Museo de la Democracia, la creación de un Centro de Estudios de Políticas Públicas y la difusión del programa Cultura de Paz, un espacio de construcción de conciencia social.

La Fundación para la Democracia Internacional sueña con superar esta instancia de premiación en la que compite contra otras doce organizaciones de carácter internacional. Los finalistas serán juzgados por ganadores del Premio Nobel de la Paz, quienes decidirán qué proyecto será el ganador del One Billion Acts of Peace. Hasta el 17 de mayo se puede votar –de manera online– por cada semifinalista.

LEA MÁS: