El BCRA registró gastos por turismo en el exterior del orden de los USD 2.481 millones en el primer bimestre, frente a ingresos por turismo receptivo de USD 318 millones. (iStock)
El BCRA registró gastos por turismo en el exterior del orden de los USD 2.481 millones en el primer bimestre, frente a ingresos por turismo receptivo de USD 318 millones. (iStock)

El Banco Central difundió su informe Evolución del Mercado Único y Libre de Cambios (MULC) y Balance Cambiario de febrero de 2017, en el que registró un amplio déficit en la cuenta corriente, en la que se calculan el ingreso y la salida de dólares de la economía tanto por las operaciones de comercio exterior como por los servicios, principalmente el turismo.

El BCRA señaló que en febrero "las operaciones de la cuenta corriente del balance cambiario resultaron deficitarias en USD 921 millones", con "un incremento interanual en su salida neta de USD 683 millones, como resultado de menores ingresos netos de 'Bienes' y mayores egresos netos por 'Servicios'".

Consecuencia del atraso del valor del dólar, para la economía argentina de este año es mucho más importante la salida de dólares por turismo que por importaciones, más allá de los reclamos de varios sectores productores de bienes. De hecho, Argentina ocupa el puesto 138° en el mundo por su nivel de importaciones, que representan apenas el 13,2% de su PBI, según el Banco Mundial.

La cuenta corriente pasó de un superávit de USD 685 millones en el primer bimestre de 2016 a un déficit de USD 1.079 millones en 2017

En febrero las operaciones registradas en concepto de servicios mostraron una salida neta de USD 908 millones, un 22% superior a febrero de 2016, explicada en totalidad por los egresos netos vinculados a gastos de turistas argentinos en el exterior, por 897 millones de dólares. Los rubros "Fletes", "Seguros" y "Otros servicios" significaron la salida de USD 179 millones, levemente compensados por ingresos netos por "Servicios empresariales, profesionales y técnicos" por 168 millones de dólares.

En enero la salida neta de divisas por turismo había alcanzado los USD 1.266 millones, por cuanto acumuló en el primer bimestre de 2017 un rojo de USD 2.163 millones, en coincidencia con el período de vacaciones en la Argentina.

Puntualmente en febrero, el aumento interanual en el déficit por "Turismo y viajes y pasajes" analizado por el BCRA "encuentra su explicación en un incremento, en términos absolutos, en el aumento de los egresos brutos mayor al aumento en los ingresos brutos, si bien en términos porcentuales el crecimiento de los primeros fue menor".

Es decir que en febrero los egresos brutos por servicios turísticos totalizaron USD 1.048 millones (un 17% más que un año antes) mientras que los ingresos brutos por turismo receptivo fueron USD 151 millones: si bien crecieron 21% respecto de febrero de 2016 no pudieron compensar el importante desequilibrio sectorial. La entidad monetaria subrayó que "los egresos netos por USD 2.163 millones del primer bimestre de 2017 representaron el máximo de la historia del MULC por el concepto".

SALDO FAVORABLE POR BIENES

A la vez, el saldo por las transacciones de Bienes con el exterior fue positivo en USD 1.309 millones en el primer bimestre de 2017, que no logró compensar la salida por la cuenta Servicios.

El BCRA detalló que en febrero las operaciones por transferencias de bienes registraron un superávit de USD 252 millones, como consecuencia de cobros de exportaciones por USD 3.637 millones (caída interanual de 9%) y pagos de importaciones por USD 3.385 millones (aumento interanual de 6%).

A diferencia del INDEC, que computa las operaciones de comercio exterior declaradas, el BCRA se limita a analizar el ingreso o egreso de divisas por este concepto en el mercado de cambios. Como algunas transacciones se prefinancian o bien se liquidan con posterioridad, las cifras mensuales relevadas por ambos organismos pueden diferir, aunque tienden a coincidir en el saldo del año.

De esta forma, el balance de la cuenta corriente (bienes y servicios) pasó de un saldo positivo de USD 685 millones en el primer bimestre de 2016 a un déficit de USD 1.079 millones en el primer bimestre de este año.