La divisa de EEUU subió casi 5% en noviembre (Reuters)
La divisa de EEUU subió casi 5% en noviembre (Reuters)

El fin de mes, la proximidad de fin de año y la suba de las importaciones, elevaron al dólar a sus máximos históricos pero, a diferencia de otras oportunidades, los jugadores no dejaron de lado el riesgo y se entusiasmaron con la suba de 9% del petróleo en el mundo. De esta manera, apostaron fuerte a las acciones de energía y la Bolsa finalizó la rueda con alzas de más de 2 por ciento.

Los pequeños y medianos ahorristas se apresuraron a comprar el dólar "hoy" en bancos y casas de cambio por dos razones: para atesorarlos ante la baja de las tasas de interés y para las vacaciones en el exterior. Ellos saben que en noviembre el dólar derrotó ampliamente al plazo fijo: la divisa subió más de 4% contra una tasa de 1,5 por ciento. La divisa al público finalizó a $16,10 para la venta.

El recorte de la tasa de Lebac a 35 días en la licitación del martes, ayudó al despegue de la moneda de Estados Unidos que en la plaza marginal cerró en el récord de 16,15 pesos.

El dólar mayorista, el que rige el comercio exterior y la vida de las empresas, negoció montos elevados. Los negocios crecieron 30% a USD 486,2 millones.

El mercado abrió con posturas vendedoras de 15,75 pesos. Los compradores no avalaron ese precio pero al ver que la oferta no se desprendía de los billetes, tuvieron que ceder y al mediodía comenzaron a pagarlo a 15,86 pesos. La demanda de los importadores pesó.

Pronto el precio subió a 15,92 y cerró a 15,895 pesos, 22 centavos por encima de la rueda del día anterior.

En la plaza mayorista, salvo julio, agosto y septiembre próximos, todos los plazos subieron. Fin de noviembre terminó a $15,8442 (+1,31%) y septiembre de 2017 a $18,50 (+1,23%).

El dólar retomó una carrera alcista que hoy no incomoda al BCRA

El tema es qué parte de esta suba responde a las urgencias del fin de mes y cuál a las necesidades de las empresas de divisas para pagar las importaciones.

A todo esto, las reservas perdieron USD 202 millones a 37.369 millones. La caída del euro y el oro les restó 6 millones, mientras que el pago del Gobierno de importaciones de energía –el Banco Central en el comunicado las denominó "operaciones comerciales"- costó USD 86 millones. Cabe aclarar que el Tesoro le giró los pesos al Central para comprarle esas dvisas. También se canceló deuda por USD 64 millones con los bonistas que no entraron al canje ni arreglaron en el default. A Brasil, se le pagaron USD 2 millones.

En el mercado de bonos de la deuda, los negocios aumentaron 50% a 6.687 millones de pesos. Los inversores fueron atraídos por los bonos en dólares con legislación argentina que siguen la cotización de la divisa de Estados Unidos y tienen rentas de 5 por ciento. Por eso el Bonar X que vence en abril próximo subió 1,92% y el Bonar 2024 lo siguió con 1,85 por ciento.

Los bonos en pesos atados a la cotización del dólar (linked dollar), tuvieron alzas de 1,3 por ciento. El Discount que indexa por el costo de vida, sumó 0,61% pero con escasos negocios.

En la Bolsa, el índice Merval de las acciones líderes aumentó 2,34% con negocios por 385 millones de pesos. La estrella del día fue Petrobras (+10,95%). YPF (+5,15%) también aprovechó la suba a 49,44 dólares del barril de crudo en el mundo. Tenaris, volvió a sorprender con un aumento de 7,76 por ciento. Desde que Trump ganó las elecciones, es el papel que más subió. La empresa tiene su base en Bayside, Texas.

El último día del mes fue intenso. Hasta el fin de semana queda la incógnita de la suerte del dólar. El mercado dirá si fueron compras puntuales o hay una tendencia creciente debido al aumento de las importaciones. De todas maneras, al Banco Central no le desagrada que el tipo de cambio se recupere.