La divisa se negoció al cierre a $15,175 para exportadores e importadores
La divisa se negoció al cierre a $15,175 para exportadores e importadores

Los operadores más avezados destacaron que se mantuvo fluido el ingreso de dólares del exterior y de las reservas ocultas fuera del sistema financiero por las mayores oportunidades de inversión en activos, tanto en tasa, como en la compra de acciones y títulos de la deuda pública que ofrecen mejores rendimientos que en el resto del mundo.

De ahí que en los negocios de cierre de la semana, el "dólar-hoy", que concentra las transacciones del público en general en los bancos y casas de cambio, se estabilizó en $15,017 para la compra y subió un centavo, a $15,374, para la venta a clientes. Se trata de un nivel que marca una mínima depreciación del peso de 3 centavos en la semana.

En la semana el tipo de cambio para el público aumentó tres centavos, a $15,37 para la venta

En los mercados alternativos, como el contado con liqui y el "blue", el señalado mayor flujo de dólares no evitó que en la clausura de la jornada financiera la divisa terminara con sendos aumentos de tres y dos centavos, a $15,23 y $15,72, respectivamente, luego de haber operado la mayor parte de la rueda con leve declive.

BUENAS NOTICIAS PARA LOS EXPORTADORES

Por el contrario, la estacional baja de las liquidaciones de divisas de los exportadores y el repunte de las importaciones, principalmente de insumos para la elaboración de productos con valor agregado, determina una nueva devaluación del peso. La paridad cambiaria quedó en $15,175, luego de haber cotizado en la mayor parte del día a $15,20, y contribuyó a mejorar la competitividad de las empresas que venden al resto del mundo.

El dólar para el exportador subió 0,27% en la semana y más de 60% en un año

Con ese valor, el tipo de cambio base para los exportadores acumula en la semana una suba de 7 centavos, equivalente a una devaluación del peso de 0,43%, y en los últimos doce meses se aproxima a 38%, que equivale a un aumento de la competitividad cambiaria en términos reales entre 17% y 20%, si se quita el efecto del incremento de los costos de producción.