Alejandro Werner, director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI
Alejandro Werner, director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI

El mexicano Alejandro Werner, director de la Oficina para el Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), elogió los intentos del Gobierno de Mauricio Macri de controlar la inflación, y consideró que esa estrategia oficial "va a tener un efecto en el crecimiento económico al mediano plazo muy importante".

En una conferencia de prensa que ofreció en el marco de las reuniones entre el FMI y el Banco Mundial en Washington, Werner afirmó que "el hecho de tener una estrategia enfocada en reducir la inflación relativamente rápido a una tasa razonable, creo que es un objetivo muy, muy importante de la política económica que va a tener un efecto en el crecimiento económico al mediano plazo muy importante".

El directivo del organismo de crédito internacional además desestimó la diferencia en los pronósticos de crecimiento e inflación entre el FMI y las del oficialismo argentino, y consideró que por "la magnitud que se tiene en el debate de la inflación y la diferencia de los pronósticos, a veces perdemos de vista lo más importante, que es lo atípico, que hoy (hay) países con inflación de alrededor del 20%, 21%, 17%".

En esa línea, Werner ubicó a la Argentina, "en términos a nuestra inflación esperada para este año del 21,6%", como el "sexto país con la inflación más alta del mundo".

Por otro lado, el encargado argentino para el FMI, Niger Chalk, se sumó a la idea de Warner y consideró que "no enfatizaría en las diferencias" entre los pronósticos porque son "realmente marginales".

Además, Chalk resaltó que la Argentina "tuvo otro año duro el año pasado y ahora vemos una recuperación significativa de la economía". "Toma tiempo deshacer los desequilibrios fiscales", agregó, pero resaltó que el tiempo que se toma el Gobierno de Mauricio Macri "es apropiado".

"Siempre hay trade-off en lograr (las metas) de inflación y en restaurar la sostenibilidad fiscal en el sistema, pero creo que el camino que el gobierno está tomando es el correcto", concluyó Chalk.

LEA MÁS

"En Argentina se prevé que la recuperación económica prosiga en 2017, impulsada por un repunte del consumo privado (dado que el firme compromiso del banco central para que la inflación descienda hacia la meta fijada para el final del año restablecerá el crecimiento positivo del salario real), un gasto de capital público más fuerte y una reactivación de las exportaciones. Se proyecta que el crecimiento permanezca alrededor de 2½ por ciento en 2018 y 2019. Se espera que con la reversión gradual de los desequilibrios macroeconómicos heredados del gobierno anterior se sienten las bases para un crecimiento más fuerte y duradero a mediano plazo", resaltó Alejandro Werner.