El contador del estudio Lisicki, Litvin y Asociados, Ricardo Sosa, dijo en InfobaeTV que el proyecto del Gobierno "toma el toro por las astas" al modificar las escalas del impuesto a las Ganancias, "que no se hace desde 1999", pero reclamó que las deducciones que se eliminan sean repuestas y hasta reclamó que las actualizaciones "sean automáticas".

En este sentido sostuvo que hay que actualizar los montos a deducir en términos de seguro de vida, intereses de créditos hipotecarios y personal doméstico. En el primero, la deducción anual es de $996; en los créditos hipotecarios es de $20.000 anuales y por el personal doméstico sólo se puede deducir hasta $12.000 anuales.

"La realidad indica que es indispensable actualizar los montos y también establecer un mecanismo de actualización automático", reclamó Sosa, quien valoró que la iniciativa del Frente Renovador que contempla la posibilidad de deducir hasta un tope el costo de los alquileres que pagan quienes no tienen vivienda propia.

"Eso sería algo positivo y está en línea con aquel que puede deducir el costo de los intereses en un crédito hipotecario", manifestó.

Sosa recordó que "había un atraso enorme en las deducciones" y reconoció que "el aumento del mínimo no imponible de ganancias debería ser mayor al 15% pese al costo fiscal de $ 30.000 millones".

Asimismo pidió que las deducciones de los autónomos "también tengan actualizaciones para no quedar descalzadas respecto a los empleados en relación de dependencia" y recordó que siempre se tributa sobre el excedente.