(Adrián Escandar)
(Adrián Escandar)

La noticia sobre un futuro anuncio que puede llegar a modificar el funcionamiento del mercado de petroleo y gas la dio ayer el ministro de Energía y Mineria, Juan José Aranguren. Lo dijo al disertar en el encuentro "La Energía como Motor para el Crecimiento", organizado por la Asociación Empresaria Argentina (AEA), en donde también habló de la necesidad de diversificar la matriz energética y sostuvo que "en los próximos dos años habrá inversiones genuinas por 6.500 millones de dólares" en energías renovables. El ministro adelantó a los mas de 300 empresarios que lo escuchaban que "en los próximos días se anunciará un acuerdo con la provincia de Neuquén, los trabajadores petroleros y la Nación para que la explotación de Vaca Muerta sea una realidad".

Aranguren sostuvo que "este Gobierno, junto con el gobierno de Neuquén y los trabajadores del sector petrolero, esta generando las condiciones para que la explotación de la cuenca de petróleo y gas no convencional de Vaca Muerta deje de ser un potencial y se transforme en una realidad".
Tras señalar que esperaba hacer un anuncio en ese sentido en los próximos días Aranguren expresó "todos los sectores tienen que poner algo", en referencia a que tanto el Estado, la provincia, las petroleras y los trabajadores del sector debieron ceder en las negociaciones para avanzar en un acuerdo. Por lo que pudo saber Infobae, de parte de algunos empresarios del sector,  el Gobierno lanzaría en los próximos días un "Plan Integral de Desarrollo de Hidrocarburos". En privado Aranguren le comentó a algunos empresarios que probablemente el gran anuncio que prepara el Gobierno se haga el próximo 13 de diciembre. Ese día se conmemora el Día del Petróleo y habrá un evento donde participaran los principales referentes del sector y donde Aranguen será el principal disertante y el presidente Mauricio Macri que cerraría el evento.

Las citas que hizo el miércoles Aranguren sobre el ex presidente Arturo Fondizi hacen sospechar a algunos empresarios que se viene un cambio muy grande en el mercado de petróleo y gas en los próximos días con aristas parecidas a aquel que lanzó aquel presidente radical hace casi seis décadas.

Hay que recordar que el gobierno de Arturo Frondizi anunció la llamada "batalla del petróleo" en el invierno de 1958, y su objetivo fue alcanzar el autoabastecimiento energético. Si bien este objetivo se cumplió en tres años, esta "batalla" es recordada porque se desataron grandes peleas internas entro del gobierno y el vicepresidente Alejandro Gómez renunció a su cargo, debido al giro ideológico del presidente argentino. Estas políticas fueron tildadas de entregadoras a las empresas extranjeras y en 1962 Frondizi fue derrocado por un gobierno militar.

Luego de destacar que los objetivos de su gestión son "asegurar el suministro energético para un país en crecimiento y reducir el impacto sobre el medio ambiente, Aranguren comentó que "la Nación va a ganar con el desarrollo de Vaca Muerta". Por otra parte, destacó que "en 2025 vamos a estar ahorrando el 15 por ciento" de energía que se consume, "a partir de una política energética eficiente".

Argentina procura recuperar el autoabastecimiento energético

El funcionario señaló como pilares de su gestión la "la normalización de las instituciones regulatorias, que no es otra cosa que respetar el sentido de la ley; la diversificación de la matriz energética; el aumento de la producción de gas natural y petróleo y de generación, transmisión y distribución eléctrica, y el impulso del uso responsable de la energía". Luego de expresar que "el 87 por ciento de la matriz energética (de la Argentina) está dominada por los hidrocarburos". Aranguren expresó que, en materia de energía eléctrica, el objetivo del Gobierno es avanzar en el uso de "fuentes renovables" desde el 1,8 por ciento actual al "ocho por ciento en 2018 y 20 por ciento en 2025".

"Tenemos que salir de resolver el problema de hoy y de mañana para pensar en los próximos 15 a 20 años", expresó el ministro de Energía, quien destacó las licitaciones que llevó adelante su cartera para energías renovables, que permitió "lograr precios promedios impensados en otros tiempos e inversiones por 6.500 millones de dólares para los próximos dos años". "Esas inversiones emplearán a 20 mil personas y van a reducir la emisión en un año por el equivalente a la que producen dos millones de vehículos en 20 años", puntualizó el ministro de Energía.

Por su parte en el mismo evento el gobernador de Neuquén,  Omar Gutiérrez, confió en que antes de fin de año se acuerde un Plan Integral de Desarrollo de Hidrocarburos. Afirmó que "está muy avanzada" la discusión con el gobierno nacional, los sindicatos y las empresas operadoras de los yacimientos hidrocarburíferos de la Cuenta Neuquina para la elaboración de un plan integral de desarrollo de la actividad del petróleo y del gas, y estimó que "antes de fin de año" se alcanzará un acuerdo entre las partes.  "Basta de parches, estamos trabajando con el gobierno nacional en la elaboración de un plan integral para establecer reglas de juego claras de previsibilidad de corto, mediano y largo plazo, con los actores que tienen incidencia en la actividad de los hidrocarburos"

Gutiérrez destacó que "el plan de desarrollo de la Cuenca Neuquina Hidrocarburífera, está siendo elaborado con el gobierno nacional, con los sindicatos, las empresas y la Provincia y manifestó que "es necesario que no tenga techo el precio del petróleo a nivel interno cuando sube en el escenario internacional, pero que sí haya un valor sostén cuando está en valores tan bajos", como el actual que está por debajo de los USD50 el barril. En el mercado energético se menciona que el Gobierno estaria por anunciar a las empresas petroleras una baja en la cotización del llamado "barril criollo". Este es el valor garantizado por el Estado a la petroleras que en la actualidad llega a unos 63 dólares el barril frente a un precio internacional de 46 dólares. El gobernador comentó frente a empresarios del sector que "cuando el precio del barril de petróleo estuvo en 115 ó 120 dólares a nivel internacional, nos remuneraron u$s 72 ó u$s 75; y cuando estuvo USD 80 nos dieron USD 42".