La Confederación Argentina de la Mediana Empresa, a favor de la inciativa (Télam)
La Confederación Argentina de la Mediana Empresa, a favor de la inciativa (Télam)

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) respaldó el proyecto de ley de reforma del sistema de riesgos del trabajo que el Ejecutivo envió el viernes pasado al Senado. La iniciativa tiene como principal objetivo disminuir la cantidad de juicios por siniestros laborales y para eso establece que, antes de judicializar un caso, el trabajador afectado debe recurrir a la comisión médica local.

El titular de CAME, Osvaldo Cornide y el Superintendente de Riesgos del Trabajo, Gustavo Morón, junto al Gerente General, Guillermo Arancibia, mantuvieron este miércoles un encuentro para analizar los cambios propuestos por el Ejecutivo.

La Confederación sostuvo que, por su propia naturaleza azarosa, muchas veces los infortunios laborales exceden los recaudos de las empresas, en particular las Pymes.

Según CAME, hay un sistema opaco de judicialización que ignora el interés público a proteger y salvaguardar, que es la salud del trabajador

En este marco, consideró oportuno que la reforma incorpore los mecanismos legales necesarios que enfrente "a un sistema opaco de judicialización de los accidentes laborales, que ignora el interés público a proteger y salvaguardar, que es la salud del trabajador".

En la misma línea, CAME sostuvo que si bien en los últimos años el índice de accidentes laborales se redujo y los accidentes mortales disminuyeron, los juicios se duplicaron. "Esto pone en evidencia lagunas legales que favorece la denominada 'industria del juicio', que lejos de beneficiar a las Pymes denuncia un sistema en favor de un sector que utiliza sin escrúpulos el sistema en su beneficio", expresó.

La entidad también destacó la necesidad de que el sistema en general "funcione en defensa del empleo y en especial las Pymes como sus principales generadoras".