(AFP)
(AFP)

Diego Schwartzman escribió dos mensajes en su cuenta personal de Twitter pero en uno transmite la profunda tristeza que lo abruma luego de perder el partido que decretó el descenso de la Argentina en la Copa Davis: "Perdón por no haberlo hecho mejor", dice.

El 2017 es, curiosamente, el mejor y el peor año en lo que va de la carrera del Peque porque por un lado cosechó resultados de alto impacto en el circuito, como el que logró en el US Open llegando a cuartos de final por primera vez en su carrera en el marco de los torneo de Grand Slam, pero por el otro le tocó definir la serie con Kazajistán para tratar de impedir el descenso de la Argentina luego de 15 años en la élite del tenis por federaciones y no lo logró. Todo en cuestión de apenas 12 días…

La Copa Davis es una especie de karma para el bonaerense, que registra un historial negativo de cuatro derrotas y una victoria en cinco partidos disputados. En el primer día del repechaje había quebrado su racha negativa con el triunfo logrado ante Dmitry Popko que le daba esperanzas a la Argentina pero nada pudo hacer esta mañana ante Mikhail Kukushkin.

El mejor jugador de la Argentina según lo que establece el ránking de la ATP (N°28 del mundo) confió en que este mal momento pasará y el equipo nacional volverá a estar en el lugar que se merece:

LEA MÁS EN INFOBAE DEPORTES