Después de los incidentes ocasionados por la barra brava de Independiente al término del partido por la Copa Sudamericana, 93 barras quedaron a disposición de la Justicia luego de ser detenidos por la policía de la provincia de Buenos Aires. "Está toda la barra presa, la desarmamos por completo", manifestó Juan Manuel Lugones, titular de la Aprevide, quien estuvo al frente del operativo. Además de estos barras, fueron detenidas otras 24 personas por contravenciones varias, llegando a un total de 127 presos.

Luego de haber hecho uso de pirotecnia durante el partido, acción terminantemente prohibida, la Aprevide identificó a los autores a través de las cámaras de seguridad y procedió a detenerlos luego del encuentro. Sin embargo, en este momento, buena parte de la barra se interpuso para evitar esta detención, atacando a pedradas a la policía y provocando serios incidentes. Entre otros barras, está toda la primera línea de la actual barra oficial de Independiente, como El Polaco, El Tano de Gerli, Palavecino y Damián.

"Ya no hay barras oficiales ni no oficiales. Para nosotros no hay intocables", insistió Lugones, quien destacó el apoyo constante que recibe de parte de la gobernadora María Eugenia Vidal y del ministro de Seguridad provincial, Cristian Ritondo, en la lucha contra las mafias del fútbol en la provincia.

La causa está en la UFI descentralizada de Avellaneda y los cargos son "atentado y resistencia de la autoridad".

LEA MÁS