(AP)
(AP)

Martín Cauteruccio se mostró aún impactado por la tragedia del Chapecoense. La voz entrecortada, la mente reflexiva y un mensaje claro que obligue a pensar, a replantearse el modo de vivir y pensar el fútbol. El delantero jugó los dos partidos de la semifinal de la Copa Sudamericana que San Lorenzo jugó con el equipo brasileño e incluso fue el autor del gol del Ciclón en la ida pero eso ya no importa ante la magnitud del dolor.

"A nosotros nos toca bien de cerca porque no hace mucho estábamos compartiendo cancha, sinceramente es un momento muy delicado, complicado por lo que pasó, nosotros nos sentimos mal, cuando me enteré de la noticia me dio un escalofrío, de alguna manera sentí como que pasaba la muerte por al lado", reconoció el delantero.

En declaraciones a radio La Red, el jugador dijo que "ahora todo es difícil pero tampoco tenemos que pensar que va a pasar algo malo porque viviríamos con miedo".

(AFP)
(AFP)

San Lorenzo está en tratativas para poder salir el sábado, en su visita a Olimpo de Bahía Blanca, con la camiseta del Chapecoense a modo de homenaje. Pero ahora difícilmente pueda pensarse en el partido. Ahora todo es dolor: "Lo único que ahora se me viene a la mente es solidarizarme con toda la gente y estar unidos, de esta desgracia hay mucho por aprender en la cabeza de cada uno, no solo de los jugadores sino de toda la gente que engloba el fútbol, cómo se vive el día a día, cómo se piensa, porque muchas veces todo el mundo se hace mala sangre por un resultado y esto que pasó es la vida misma, un día estás y al otro no".

(Télam)
(Télam)

Cauteruccio hizo un pedido responsable, además, sobre el modo en que se vive el fútbol argentino: "Este es un momento de reflexión, de estar unidos, que el fútbol deje de ser una imagen de violencia, tenemos que estar unidos por un mismo objetivo que es el juego en sí, que eso no se pierda", y añadió: "Los jugadores de Chapecoense demostraron que fueron un gran grupo, que de la nada se puede llegar muy lejos".