(AP)
(AP)

El dolor, la incredulidad, el impacto de la tragedia del Chapecoense va transformándose a estas horas en hipótesis, en preguntas que no tienen respuestas, en bronca por la cadena de errores que parecen ser el motivo por el cual sucedió esta catástrofe humana.

El periodista experto en Servicio Aéreo Diego Dominelli explicó de manera detallada su interpretación de lo ocurrido y si bien consideró que pudo haber habido una falla eléctrica, sobrepuso a esta hipótesis la de la irresponsabilidad de la empresa LAMIA a la hora de recortar costos al punto extremo de viajar con la cantidad de combustible justo para el trayecto sin tener en cuenta así cualquier imprevisto que obligue a la aeronave a tener que mantenerse en vuelo por más tiempo del calculado.

Dominelli brindó su testimonio al programa de Radio Metro Basta de Todo y allí lamentó la tendencia de ajuste de muchas empresas, lo que se traduce en la falta de preparación de los pilotos, en la reducción de la cantidad de combustible o en la irresponsabilidad en la cadena de control cuando un avión sale.

"Las empresas aéreas a veces en situaciones de una realidad económica compleja, de achique, de ajuste, ahorran combustible. Para ir a un aeropuerto necesitas 30 minutos de combustible extra por cualquier cosa que pase o porque tenés que quedarte en el aire para aterrizar o para ir a la alternativa. Ryanair, y esto está comprobado que ha sucedido, que es una línea bajo costo de Europa, en un momento determinado sacaba los vuelos con menos de 30 minutos de combustible para poder ir a la alternativa", expuso Dominelli.

Hasta el momento no se han dado a conocer las pericias oficiales y, en consecuencia, no hay aún información confiable sobre las causas. Sin embargo, la lupa está puesta sobre el manejo de la compañía al momento de poner un avión en el aire. Murieron por esto 71 personas.