Por tercera vez de forma consecutiva un club del Interior tendrá un representante en la final de la Copa Argentina. Tras los campeonatos de Boca (ante Racing) y Arsenal (ante San Lorenzo), Rosario Central se hizo presente ante Huracán y el Xeneize, besando la lona en ambas ocasiones.

Ahora, accedió nuevamente al partido definitorio tras superar a Belgrano, en el estadio Antonio Romero de Formosa. El Canalla avanzó a la final gracias al triunfo 2 a 0 con goles de Marco Ruben, a los 26′, y Walter Montoya, 45′, ambos en el complemento.

Este jueves por la noche, el equipo de Eduardo Coudet conocerá su rival en la final, luego del cruce que protagonizarán en San Juan River y Gimnasia y Esgrima La Plata.

LEA MÁS:

El equipo rosarino, que padeció en los primeros minutos de partido, sacó provecho del hombre de menos del Pirata, que sufrió la expulsión de Guillermo Farré en el epílogo de la primera etapa. A los cordobeses no le cobraron un penal al minuto de juego, de Víctor Salazar sobre Federico Lértora, y luego perdonó a su rival con un remate de Jorge Velázquez que se fue por arriba.

Rosario Central se encumbró en la figura de Teófilo Gutiérrez, quien tuvo una destacada actuación. El colombiano generó la expulsión de Farré, tras entrarle muy fuerte con las dos piernas para adelante, y antes provocó una reacción de Juan Carlos Olave, quien le metió un cachetazo y se salvó de la expulsión.

(Télam)
(Télam)

Rosario Central pretende sacarse la espina de alzar un trofeo nacional tras 29 años de sequía (el último fue en la temporada 86/87 y ganó la Conmebol en el 95).

Durante su primera participación, cayó paradojicamente con su rival de turno, en los octavos de final. Más tarde, sufrió dolorosas derrotas en primera ronda ante Talleres, Independiente e Instituto.

Para arribar a esta instancia, los rosarinos dejaron en el camino a Villa Mitre de Bahía Blanca, Atlético Rafaela, Deportivo Morón y Boca. En tanto, los cordobeses eliminaron a Brown de Adrogué, Huracán, Defensa y Justicia y Juventud Unida de Gualeguaychú (Entre Ríos).


Estadio: Antonio Romero.
Árbitro: Jorge Baliño.