En las últimas horas se dio a conocer un documento estremecedor en los medios colombianos, luego del trágico accidente en las cercanías de Medellín que se cobró la vida de 71 pasajeros del vuelo que trasladaba a la delegación de Chapecoense al aeropuerto de la ciudad.

La comunicación, que dura poco menos de un minuto, es entre el bombero que está a cargo del grupo que llegó primero a la zona del accidente y la base. Visiblemente agitado y conmovido, da las precisiones de lo sucedido.

"Hay personal vivo que nos está pidiendo socorro en la parte alta. El avión está totalmente destrozado, hay personas muertas", advierte consternado.

El accidente ocurrió pasadas las tres de la mañana de Colombia en el cerro Gordo, ubicado en el Municipio de La Ceja, Antioquia. Sólo seis personas sobrevivieron tras estrellarse el vuelo de la aerolínea boliviana Lamia que les quitó la vida a más de 70 personas.

Tras localizar las cajas negras de la aeronave, todavía se investigan los motivos que llevaron a la caída del avión. Las primeras hipótesis hablan de un posible desperfecto eléctrico desencadenado por la falta de combustible.

La comunicación:

– Bombero: "Precisamos que nos apoyen urgentemente".

– Base: "De acuerdo, comandante, tenga paciencia por favor. Tratemos de controlar la situación. Colaborar en lo que más podamos con la unidad de rescate. Nosotros ya estamos coordinando con varios municipios la llegada allá. Igualmente, aquí en Medellín van a ir otras unidades para allá. Hay que tener paciencia, comandante".

– Bombero: "Aquí está el personal de rescate, bomberos de La Unión. Hay personal vivo que nos está pidiendo socorro en la parte alta. El avión está totalmente destrozado, hay personas muertas".

– Base: "Lo importante, comandante, es saber que están las unidades de rescate allá. Tranquilizar a la gente, decir que ya estamos colaborando y los vamos a apoyar. Eso es lo importante. Estamos coordinando para llevar más gente".