En el frío Stadion Olimp 2 de Rusia el Atlético Madrid se presentó ante el Rostov con la misión de mantener su puntaje ideal en el Grupo D de la Champions League. El tiro libre ejecutado por Yannick Ferreira Carrasco y el rebote que dejó Soslan Dzhanaev pudieron encauzar la victoria albirroja de manera prematura, pero Ángel Correa desperdició la chance con un disparo ancho. Desde el principio, los españoles impusieron el dominio del juego.

Sin embargo, la posesión no fue suficiente para quebrar a la defensa local durante los primeros 45 minutos. El circuito ofensivo funcionaba a la perfección hasta el último toque, pero a la hora de la definición, los de Diego Simeone no se mostraban finos y ello despertaba serias preocupaciones en el Cholo. El entrenador tuvo que corregir ese aspecto en el descanso.

(Reuters)
(Reuters)

En el complemento Kevin Gameiro reemplazó al ex San Lorenzo para que la ofensiva tenga un nuevo aire. El francés se adaptó a las circunstancias e intentó asociarse con Fernando Torres, quien mantenía la tendencia del pleito. Un cabezazo al techo del arco ejemplificó la impotencia de la visita.

Tuvieron que pasar 62 minutos para que los ibéricos festejen el 1 a 0. A través de un desborde de Juanfran, el belga capitalizó una intervención defectuosa del Niño y fusiló a Dzhanaev. El grito de impotencia fue tan intenso que se escuchó hasta la Neptuno. La cima estaba asegurada en territorio ajeno.

Si bien el triunfo mereció ser más abultado, el Atlético Madrid se fue con una sonrisa de Rusia debido al importante paso que dio hacia los octavos de final. Más allá de la goleada (4-1) del Bayern Múnich sobre el PSV, el Colchonero se mantiene puntero con 9 unidades, seguido del elenco bávaro con 6, mientras que el Rostov y la entidad holandesa cierran la zona con uno. Los pasajes a la siguiente instancia están casi asegurados.
Por Fernando Taveira – ftaveira@infobae.com

 

Estadio: Olimp – 2
Tabla de posiciones:

LEA MÁS EN INFOBAE DEPORTES