Muñiz le regaló una tabla especial a Tinelli y Marcelo le dio otra ploteada de San Lorenzo
Muñiz le regaló una tabla especial a Tinelli y Marcelo le dio otra ploteada de San Lorenzo

"Hoy cumplí el sueño". Lo dijo a la mañana y lo repitió a la noche. Un día muy especial para Santiago Muñiz, el mejor surfista argentino que se tomó unos días para visitar su país y los está aprovechando al máximo. Bien temprano, el rider estrella que tiene Quiksilver pasó por el Nuevo Gasómetro para un encuentro con los futbolistas del Ciclón y a la noche se dio el gusto de interactuar con Marcelo Tinelli en Showmatch hablando de su carrera, el acuerdo con San Lorenzo y el surf que tanto ama.

Había que ver la emoción del marplatense de 23 años cuando la reja del Pedro Bidegain se abrió y pudo pisar el césped y caminar hasta la mitad de la cancha. Miró para los cuatro costados y lanzó su fantasía. "Lo que debe ser hacer un gol acá, ¿no? Imaginate si esto fuera un mar y yo pudiera meter una maniobra aérea con las tribunas llenas a los costados", dijo, también emocionado por recordar a su abuelo, fallecido hace poco tras ser vitalicio del club de sus amores.

“Cuando estuve en la cancha me acordé mucho de mi abuelo, que era fanático”, dijo Muñiz
“Cuando estuve en la cancha me acordé mucho de mi abuelo, que era fanático”, dijo Muñiz

A esa altura, Santi parecía un nene con chiche nuevo. Sobre todo cuando terminó la práctica del equipo y se encontró con los jugadores. Un momento único para él por lo genuino y divertido. Los futbolistas lo rodearon, le preguntaron todo lo que se les ocurría de surf e incluso uno de ellos, Sebastián Blanco, se animó a tomar una mini clase. "Fue increíble porque me sorprendió el interés que tenían por conocer de mi vida deportiva y, sobre todo, porque me parecieron personas normales. Para mí son ídolos, pero ellos me hicieron sentir uno más", contó.

Sorprendió que los jugadores supieran quién era Santi luego de apenas un mes de cerrado el acuerdo para que Muñiz represente a San Lorenzo en la elite del surf. Como Sebastián Torrico, el primero en salir, quien se acercó a él para abrazarlo y preguntarle si le había gustado el video que le había mandado deseándole suerte en su ilusión de ser el primer argentino en ascender al Championship Tour (compiten los 34 mejores del mundo). El arquero, pese a su perfil bajo, grabó un material y se lo envió por una red social. Aún cautivado, el pibe de Quik le agradeció y se sacó una foto. "Venite a Mardel en verano y te doy una clase", le tiró atrevido. "Nooo, soy de madera en el agua, si apenas agarro la pelota con la mano", le respondió Torri, entre risas.

Santi les regaló una tabla con la que corrió torneo top y ellos la firmaron
Santi les regaló una tabla con la que corrió torneo top y ellos la firmaron

Emmanuel Más fue otro de los que pararon y pidieron sacarse una foto con el mejor surfista argentino, hoy ubicado en el 28º puesto en el QS (13 ascienden al CT). El momento cumbre llegó cuando Ortigoza, el capitán, se acercó para regalarle la camiseta con la 10 y la leyenda de Santi en la espalda. El menor de los Muñiz, que decidió representar a la Argentina pese a que vive en Bombinhas y su hermano lo hace para Brasil (Alejo está en el CT), devolvió gentilezas al obsequiarle al plantel una de sus tablas más queridas. La firmaron todos y se pusieron a hablar, a pura sonrisa y anécdota. "¿A esta tablita tan chiquita te subís y vas arriba de semejantes olas? Yo ni loco", dijo Orti, mientras Blanco, Caruzzo y Belluschi se sumaban a la charla.

El rider de Quiksilver con Belluschi, Blanco, Ortigoza y Caruzzo
El rider de Quiksilver con Belluschi, Blanco, Ortigoza y Caruzzo

Todos quisieron saber las cosas más raras. "¿Por qué la tabla tiene tantos abollones, cada cuánto la cambiás?", le preguntó Belluschi, quien sonrió cuando le dijeron que antes, con sus rastas, tenía la onda surfer. "¿Cuándo volvés a competir?", consultó el central, y Santi le explicó que había una fecha casi por mes en el circuito mundial QS, con torneos de distinta puntuación. Al final, todos quedaron cautivados con una reciente historia en Costa Rica. "A mí y a otro competidor brasileño casi nos come un cocodrilo. Surfeamos en el mar pero allí desemboca un río y ese día estaba alta la marea. Salimos de una ola con mi rival y lo llegamos a ver enfrente, a un metro y medio, enorme, con los ojos exorbitados. No sabés el susto... el otro competidor quedó petrificado del miedo, yo lo ayudé y por suerte vinieron las motos de agua para sacarnos del lugar. El torneo se suspendió hasta el otro día", contó Muñiz mientras los futbolistas no salían de su asombro.

El marplatense quedó cautivado por la generosidad de Tinelli
El marplatense quedó cautivado por la generosidad de Tinelli

El día no pudo terminar mejor porque Marcelo Tinelli, vicepresidente de la entidad de Boedo, lo invitó a Showmatch y allí el deportista vivió otro momento soñado. Se dio el lujo, durante seis minutos de aire, de interactuar con el conductor y Luciano Castro, el actor que es habitué de las olas y dio el pie para hablar mucho de surf. El conductor le regaló una tabla ploteada de San Lorenzo y Santi contestó con el obsequio de otra muy especial con la que fue segundo en una fecha del circuito mundial. Marcelo, como los jugadores, lo invitó a estar el jueves en el duelo del Ciclón contra Palestino por la Sudamericana. Otro momento para que Santiago siga cumpliendo sueños y, a la vez, continúe recogiendo los frutos de un presente en el surf que ilusiona con tener un representante en el máximo nivel mundial.