Félix Luna, fundador de “Todo es Historia” y director hasta 2009, cuando falleció
Félix Luna, fundador de “Todo es Historia” y director hasta 2009, cuando falleció

¿Cuál es el tiempo promedio que dura un proyecto editorial de corte intelectual? Argentina tiene una larga tradición en revistas. Basta recordar Contorno de David Viñas, Sur de Victoria Ocampo, Punto de Vista de de Beatriz Sarlo, Carlos Altamirano, Ricardo Piglia y Elías Semán, Cerdos & Peces de Enrique Symns. La lista es larga, larguísima -hay tantas otras, ya digitales, que publican diariamente contenido crítico y de calidad-, sin embargo ninguna alcanzó la permanencia que hoy tiene Todo es Historia, que cumple 50 años de vida desde que Félix Luna la fundó en 1967. Mes a mes, número a número, la revista se hace fuerte con lo que María Sáenz Quesada (hoy su directora, desde 2009, año en que murió Luna) llama "la búsqueda de honestidad".

En diálogo con Infobae, la historiadora manifestó con entusiasmo: "Si el país cumplió 200 años de independiente, ¡50 es muchísimo!" Claro que lo es, durante un cuarto del lapso recorrido por nuestro Estado-Nación, Todo es Historia estuvo presente, de pie, analizando, yendo y viniendo alrededor de la línea de tiempo. Esa tarea nació en 1967, plena dictadura de Onganía. ¿Su motor? Félix Luna dijo que como "el gobierno había prohibido la actividad política (…) ¿qué era, entonces, lo más aproximado a la política? La historia".

N° 49, mayo de 1971
N° 49, mayo de 1971

En palabras de Sáenz Quesada, Todo es Historia tiene "una forma desacartonada, curiosa por nuevos temas y enfoques, con una enorme amplitud de criterios en sus colaboradores. Tratamos de no presentar un solo punto de vista. Buscamos artículos honestos en sus planteos". Sin embargo, la lupa no sólo debe ponerse en el pasado lejano y grisáceo: "La historia reciente, incluso la mas reciente, merece ser estudiada, aunque un mínimo de unos diez años de distancia es útil".

N° 4, agosto de 1967
N° 4, agosto de 1967

"En los 60 y 70 todavía la historia oficial era la que marcaba la academia, de alguna manera con la herencia de Mitre. Entonces uno encuentra que hay mucha crítica a esta historia oficial. Hoy día la historia oficial después del kirchnerismo es la de los gloriosos 70 y hay que analizarlo con cierto objetivismo. Siempre hay que hacerle una contrainvestigación a la historia oficial", comenta y, acto seguido, continúa: "Estamos muy orgullosos porque hemos sido pioneros en un montón de temas: por ejemplo, la historia de las mujeres, con una sección especial; también en temas de ecología y de los problemas de la naturaleza."

"Este esfuerzo que es el de Luna y que hoy lo continúa su hija Felicitas es como una pyme. Esto la hace vulnerable a la economía pero también le da solidez al proyecto, porque cuando uno está convencido de algo logra sobrevivir a todas estas tormentas", dice con un dejo de orgullo viendo hacia atrás, en retrospectiva, tantos años recorridos.

Marta Sáenz Quesada, actual directora de “Todo es Historia”
Marta Sáenz Quesada, actual directora de “Todo es Historia”

Luego, volvió a referirse al kirchnerismo y sentenció que durante los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner hubo "más memoria que historia". Particularmente, sobre el Instituto Nacional de Revisionismo Histórico Argentino e Iberoamericano Manuel Dorrego, creado en 2011 y cerrado por Mauricio Macri en diciembre de 2015, opinó que fue "una institución creada desde el poder con un enorme presupuesto a su disposición, muy diferente a instituciones comparables y museos, que terminó mal con muchas peleas internas; es un ejemplo bastante triste".

N° 239, abril de 1987
N° 239, abril de 1987

"La idea de la objetividad absoluta no existe; lo que hay que buscar es la honestidad en el que la estudia. También decir desde dónde se está escribiendo. Sobre todo en lo que es la historia reciente. Siempre hay un condicionamiento", dice y agrega que "el estatuto de la historia es siempre conflictivo. En Argentina miramos siempre al pasado pero con poca serenidad, con mucho odio".

¿Cuál es el secreto de Todo es Historia? ¿Cómo lograr que un proyecto editorial de corte intelectual dure tanto y aún conserve la vitalidad originaria? "La persistencia de los autores -explica María Sáenz Quesada, pausada y convencida-, porque siguen apareciendo temas que pueden volverse a ver con distintos enfoques y nuevas investigaciones. Nosotros tratamos de mostrar una mirada más fresca y menos oscura, mirar al pasado como una fuente de conocimientos de uno mismo".

N° 183, agosto de 1982
N° 183, agosto de 1982

_____

LEA MÁS

_____

Vea más notas en Cultura