Camino a las PASO, Julián Domínguez, ex presidente de la Cámara de Diputados en tiempos del kirchnerismo en el Gobierno, no hizo más campaña que la local, en su Chacabuco y por sus candidatos en la lista Cumplir. Dicen los que lo ven habitualmente que trató hasta último momento que Florencio Randazzo y Cristina Kirchner fueran a la unidad y que hasta le pidió a "El Flaco" que si no había chances de interna dentro del PJ desistiera de su candidatura. Para colmo, en Cumplir le ofrecieron el segundo lugar en la lista de candidatos a diputados y Domínguez, que venía golpeado tras la fallida pelea interna con Aníbal Fernández, desistió y se guardó en su ciudad y en su estudio de abogados. Pero habla con gobernadores y dirigentes peronistas a los que les dijo que a pesar de no haber habido interna y de que es necesaria una renovación, "el pueblo votó y eligió entre los peronistas a Cristina". Aunque no le gustó la carta pública de la ex Presidenta pidiendo la unidad, menos le gustó la respuesta de Randazzo porque dice que en esa pelea, "solo gana Macri". Por eso, aunque hará campaña por los candidatos de Cumplir en Chacabuco, en su entorno comentan que Domínguez "por primera vez no votará al candidato del Partido Justicialista". Dicen que antes de que lo pidiera Héctor Recalde y porque los bonaerenses, entre Cristina y Randazzo, ya optaron por ella, usará tijeras el 22 de octubre y que incluso habla con sus allegados para que en la opción senador pongan en la urna Cristina Kirchner-Jorge Taiana.