(Archivo)
(Archivo)

Si quieres disfrutar fotografiando el eclipse solar sin necesitar de manipular tu teléfono sin que se dañe, entonces debes plantearte algunas cosas con anticipación.

Los astrofotógrafos (los profesionales y los entusiastas que conectan sus cámaras gigantes a los telescopios) probablemente digan que es un error intentar obtener una foto de alta calidad con algo que cuesta menos de mil dólares. Pero es posible obtener una foto decente y memorable con lo que se tenga en el bolsillo trasero, un iPhone, Android o lo que sea.

Simplemente no dejes pasar tu deseo de conseguir esa imagen perfecta para Instagram de un evento que quizás solo puedas presenciar una vez en la vida.

Material que necesitas

(The Washington Post)
(The Washington Post)

Un trípode de teléfono inteligente. El menor movimiento, incluso un estornudo, podría arruinar una foto que podría llegar a ser perfecta. Tienes que colocar el dispositivo en el trípode para que puedas configurar el temporizador (también puedes utilizar unos sacos de arena, cualquier cosa que utilices para evitar tener que sostenerlo con la mano te irá bien).

(The Washington Post)
(The Washington Post)

Un teleobjetivo. La óptica del zoom de un celular está entre 12x y 18x. También hay la función de zoom del teléfono, pero es un zoom digital que da, como resultado, una imagen de menor calidad. Ya que estás intentando tomar una foto de un evento celestial que está muy lejos, entonces dale a tu teléfono una oportunidad de tomar una imagen excelente. Estos lentes cuestan entre USD 20 y USD 40.

(The Washington Post)
(The Washington Post)

Filtro solar. Es crucial para antes y después de la totalidad del eclipse, cuando se ve cualquier parte del sol. Si no tienes estos filtros, las fotos del eclipse parcial no te van a servir. También puedes utilizar los vidrios incorporados en las gafas de eclipse y colocarlo frente al objetivo de la cámara.

Pasos:

Consejo profesional: practícalo con la luna un par de veces antes del eclipse.

1: Esta es la regla más importante: ¡No mires al sol! Todos sabemos que no debemos hacerlo, pero cuando un eclipse empieza a producirse podemos tener la tentación de mirar sin las gafas especiales. Solo por hacerlo unos minutos puede ser muy dañino para tus ojos.

2: Limpia los lentes con un paño suave

3: Coloca el filtro solar delante del teleobjetivo

4: Conecta el teleobjetivo en la parte delantera del teléfono según las instrucciones que acompañan al objetivo.

5: Coloca el teléfono con tu trípode en dirección al sol (recuerda que el sol se va a mover en el cielo, así que prepárate para ir cambiando la posición del teléfono).

(The Washington Post)
(The Washington Post)

6: El cielo oscuro engañará a tu cámara para que sólo se vea una brillante bola de luz blanca. Tendrás que ajustar la exposición en tu teléfono.

iPhone: toca la pantalla para que aparezca una caja, luego desliza el dedo hacia arriba o hacia abajo para ajustar la exposición.

Android: busca el modo manual a través de la aplicación de la cámara y haz los ajustes de allí.

7: Toma las fotos con el filtro solar durante el eclipse parcial. Cuando ocurre la totalidad puedes sacar el filtro para tomar fotografías ya que la luna estará bloqueando el sol. Recomendamos tomar un par de fotos en este momento pero no te quedes atrapado en el teléfono y lo veas con tus propios ojos porque puede ser la única vez que experimentes un eclipse total.

8: Cuando la luz del sol vuelve a salir, vuelve a colocar el filtro solar en la cámara si deseas seguir tomando fotos. O quítala y disfruta del resto del evento si tu teléfono.