China Plus
China Plus

El gobierno chino está llevando a cabo varias maniobras para reprimir una tecnología clave que los internautas utilizan para proteger su privacidad y evitar la censura en línea, tal y como apunta Bloomberg News.

China Mobile, China Unicom y China Telecom, algunas de las mayores compañías de telecomunicaciones del país, están impidiendo que los clientes utilicen ciertas redes privadas virtuales con una tecnología que redirige el tráfico de Internet de una persona a través de otros servidores para parecer que están conectados en otro lugar del mundo.

Durante años, los ciudadanos chinos han estado utilizando VPNs para eludir ese gran cortafuegos en el país, un término coloquial para hablar de la serie de bloqueos y restricciones impuestos en Internet. Todo eso forma parte de un esfuerzo, realizado por el gobierno de Pequín, para asegurarse de que una versión filtrada de Internet sea visible para la mayoría de los ciudadanos del país. Las VPNs han permitido a los usuarios chinos poder acceder a sitios restringidos de noticias y plataformas sociales como Twitter o Facebook.

(Reuters)
(Reuters)

China ha frenado los intentos de los cibernautas a evadir el gran firewall. La última campaña de este tipo se llevó a cabo en 2016 y provocó amplias interrupciones en los servicios de VPN. En los últimos meses, el gobierno ha intensificado sus ataques a esa tecnología. En enero, el Ministerio de Industria y Tecnología de la Información dictaminó que todas las VPN que no tuvieran la aprobación del gobierno para operar serían consideradas ilegales. Desde entonces, una gran cantidad de proveedores de VPNs se han visto obligados a cerrar aludiendo advertencias legales. Bajo el mandato del presidente Xi Jinping, la represión en las VPNs forma parte de un intento por "limpiar" la red en China y mejorar "la soberanía cibernética" del país, de acuerdo a un portavoz del gobierno.

Los movimientos provocarán que el acceso a Internet sea más difícil para el ciudadano medio chino, según avanzó Adam Segal, experto en ciberseguridad y miembro en el Consejo de Relaciones Exteriores de Nueva York.

"Malo", dijo sobre las implicaciones de la prohibición. "Moverse requerirá utilizar VPNs situadas fuera del continente y será algo muy complicado", añadió al respecto.

Las VPNs comerciales operan en todo el mundo. Muchas de las compañías que ofrecen este servicio notaron una avalancha de interés de los clientes estadounidenses esta primavera, ya que un retroceso de las protecciones de privacidad impulsado por los republicanos llevó a los usuarios a buscar maneras de cuidar su actividad en la red. Los proveedores de Internet en Estados Unidos aseguraron que ajustar las protecciones de privacidad les permitiría extraer, almacenar y compartir tu historial de Internet para vender publicidad a terceros y competir con los principales anunciantes en línea como Google o Facebook.