Todas las fotos de Aaron Walker
Todas las fotos de Aaron Walker

"Se precisa mucha más habilidad de la que la gente piensa".

A todo el mundo le gusta un buen "antes y después" y la comunidad drag no es una excepción.

#Dragformation es un proyecto continuo del fotógrafo australiano Aaron Walker, que se dedica a documentar la transformación de la diversa comunidad drag de su país en toda su colorida gloria.

Broadly se reunió con él para preguntarle sobre el pensamiento que hay tras esta colección fotográfica.

BROADLY: ¿Qué es lo que te atrae de fotografiar personas que se transforman en drag?
Aaron Walker: Lo que me resulta interesante es el proceso de transformación, más que el aspecto final. Es la cantidad de tiempo y la atención al detalle, desde llegar desde la calle y entrar en el vestuario hasta subir al escenario. Es un período total de tres horas de peluquería y maquillaje.

Claramente reflejas la transformación drag como una forma de arte. ¿Cómo es observar ese arte suceder en tiempo real?
Es realmente interesante. Con la mayoría de artistas drag que posan para mí, sus fotografías del "antes" son ligeramente extrañas, para ellos es un proceso ligeramente incómodo. Pero una vez que se han transformado en su personaje dragse sienten muy confiados y saben exactamente cómo posar para la cámara.

La transformación externa también se refleja en el interior, supongo.
Eso se fue haciendo más patente conforme más fotografías hacía. Sin el maquillaje de drag y la preparación, el proceso de transformarse en ese personaje, son un poco más tímidos y vergonzosos. No me lo esperaba en absoluto.

Puede verse en el color y el dinamismo de tus fotos que son modelos fantásticos con los que trabajar.
¡Lo son! Todos se apoyan muchísimo entre sí, tienen una inteligencia muy aguda, te partes de risa con ellos. Y eso hace que el período de transformación sea muy divertido y yo disfruté enormemente estando en medio de un grupo de personas que tienen tanto humor y muestran tanta generosidad. Me siento privilegiado de formar parte de ello.

Recientemente expusiste tus fotos en el festival Midsumma de Melbourne, ¿cómo fue la recepción?
Lo que más me impactó fue el amplísimo rango demográfico de personas que había en la inauguración. Había tanto gente gay, como hetero, como bi. Gente que estaba en la escena o que no pertenecían a ella en absoluto. Es realmente fantástico ver que semejante mezcla de personas desea contemplar mi obra.

Has dicho que este proyecto sigue en marcha y que no hay un final claro para él. ¿Por qué?
Me da la sensación de que todavía no he cubierto un rango suficientemente grande de artistas drag. En mi colección solo hay dos drag kings, tres personas de color y ninguna persona transexual. Me gustaría que la colección reflejara a todo el mundo dentro de la comunidad y siento que todavía no he llegado ahí.

¿Qué es lo siguiente para #Dragformation?
Me gustaría hacer un libro. Un libro bonito y grande de fotografía que muestre a los artistas drag. Ese es mi objetivo.

Me encanta la idea, un libro de fotografía de artistas drag en lugar de fotografías de naturaleza o, por ejemplo, arquitectura.
Sí, ¡por qué no!

¿Qué mensaje quieres que extraiga la gente de tu obra, tanto si la contemplan en un libro de fotografía, como en Midsumma o por internet?
Creo que no debería ignorarse tanto a los artistas drag. Se precisa mucha más habilidad de la que la gente piensa. Creo que los artistas drag deberían sin duda ser considerados como artistas de gran talento, junto con otros artistas del mundo del espectáculo que solemos ver más en general.

Publicado originalmente en VICE.com