La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, recibió este lunes un masivo apoyo a su tarea como una de las pocas figuras del Gobierno que figura dispuesta a poner frenos al régimen chavista, en un acto convocado por los trabajadores del Ministerio Público.

"Hasta mi último aliento yo estaré trabajando para garantizarle el derecho a los venezolanos", indicó la titular del área, vitoreada por los presentes en la sede ministerial.

"Les agradezco su apoyo. Vamos a defender la Constitución. Vamos a trabajar. El país necesita que sus habitantes trabajen. Hay que erradicar la flojera, incentivar el trabajo, la serenidad", instó.

La mayoría de los manifestantes, trabajadores de la Fiscalía, acudieron con pancartas y alzaron consignas en favor de la funcionaria contra quien el chavismo ha pedido la apertura de un proceso para iniciar su destitución.

"La mayoría de los que estamos aquí somos chavistas y sin embargo estamos defendiendo la Constitución ante el Gobierno de Maduro, que se dice chavista, y está violando la Constitución", dijo a los periodistas el analista político Nicmer Evans desde el Ministerio Público.

A la sede de Parque Carabobo también llegaron simpatizantes chavistas, quienes armaron un estrado y exclamaron vivas a favor del fallecido caudillo Hugo Chávez, mientras la multitud opositora les pedía que se retiren.

"Vámonos tranquilamente, muchas gracias, los tengo a todos en mi corazón", indicó Ortega, haciendo un llamado a la calma, con una edición de la Constitución en su mano. En tanto, los presentes coreaban la consigna "apoyo a la fiscal".

Otras delegaciones ministeriales al interior del país también expresaron su respaldo a la funcionaria.

LEA MÁS: