Tareck El Aissami junto a Nicolás Maduro
Tareck El Aissami junto a Nicolás Maduro

El pasado martes 14 de febrero el gobierno de Nicolás Maduro recibió confirmación de la noticia, su vicepresidente, Tareck El Aissami fue objeto de duras sanciones por parte del Departamento del Tesoro estadounidense; se lo sindica como cerebro activo en operaciones de narcotráfico internacional quedando sujeto a sanciones económicas en virtud de la Ley estadounidense de calificación para Organizaciones y Pandillas Extranjeras en materia de Estupefacientes. La acusación indica que participó en el envío de más de 5 toneladas de droga desde Venezuela hacia México y EEUU,

Según lo publicado por la Oficina para el Control de Bienes Extranjeros del Departamento del Tesoro, OFAC, El Aissami está vinculado a la coordinación de envíos de droga al cártel de Los Zetas (México), a la protección del jefe narco colombiano Daniel Barrera y de los narcotraficantes venezolanos Hermágoras González Polanco y Walid Makled.

De acuerdo con el informe, brindó apoyo a envíos de más de 1.000 kilos de drogas al menos en seis ocasiones desde Venezuela a EEUU y México. El Departamento del Tesoro alegó que El Aissami protegió a los narcotraficantes y supervisó una red de aviones y buques que exportaban miles de kilos de cocaína a diversos países de mundo.

Los investigadores federales apuntan que las actividades delictivas del vicepresidente venezolano abarcan una década y se iniciaron cuando ocupaba el cargo de ministro del Interior -entre 2008 y 2012- época en la cual se lo sindica de ser el jefe de una organización que entregó decenas de pasaportes venezolanos a presuntos miembros del grupo terrorista Hezbollah.

(Reuters)
(Reuters)

En 2011 el narcotraficante Walid Makled, uno de los protegidos de El Aissami junto al colombiano Hermágoras González Polanco, declararon que tenía negocios con El Aissami y que le pagaban grandes sumas de dinero al entonces ministro del Interior para pasar droga a través de Venezuela hacia México y Europa.

El Secretario de Estado auxiliar de EEUU para asuntos internacionales de narcóticos,  William Brownfield, declaró que las sanciones "no constituyen un mensaje político o económico, ni  siquiera un mensaje entre gobiernos". "Tampoco es un mensaje diplomático. Es un mensaje que dice que usaremos todas las herramientas legales que disponemos para ir por los que están involucrados en el tráfico internacional de drogas y mantienen vínculos con terroristas islámicos".

Tareck El Aissami junto a Nicolás Maduro
Tareck El Aissami junto a Nicolás Maduro

Las sanciones alcanzan a ocho empresas con sede en Venezuela, Islas Vírgenes Británicas, Panamá y Reino Unido. También se congelaron los activos de cinco compañías con sede en Miami, Florida.

Entre las propiedades bloqueadas en los EEUU hay tres en la zona de Brickell en Miami  que se encuentran en el edificio que alberga el Hotel Four Seasons. Otras dos, se encuentran en un edificio de oficinas y viviendas para el principal grupo empresarial privado de la ciudad y la asociación de banqueros. Un reporte oficial informó esta semana que esas propiedades cotizan muy por encima del alcance financiero de un vicepresidente venezolano.

Las medidas estadounidenses fueron impuestas en virtud de la Ley Kingpin, promulgada por el presidente Bill Clinton en 1999 y se aplicaron a unas 2.000 personas desde 1999, incluyendo al funcionario venezolano, declararon funcionarios estadounidenses.

El Aissami, hijo de inmigrantes sirios, ha sido durante mucho tiempo uno de los políticos más controvertidos y temidos de Venezuela, en poco más de una década ascendió rápidamente dentro de la estructura del chavismo, pasó de ser un líder estudiantil en la zona rural de Venezuela a gobernador del estado de Aragua, y luego a desempeñarse como Ministro del Interior. Sus conexiones familiares y políticas con el partido Baath sirio lo catapultaron exitosamente convirtiéndose en una figura relevante en las relaciones de Venezuela con países como Irán y Siria, donde su padre y su tío fueron funcionarios del partido del fallecido ex presidente Haffez Al-Assad, padre del actual dictador sirio, Bachar Al Assad. En este contexto, El Aissami, apodado "el Narco de Aragua" por la oposición venezolana, ha prosperado. Sus críticos indican que utilizó su vasta red política para convertir al país en un centro internacional de drogas y base del terrorismo islamista en Latinoamérica.

Los vínculos de El Aissami con el Registro Civil venezolano desde antes de ser ministro del Interior alimentan las acusaciones estadounidenses sobre la ayuda que otorgó a terroristas musulmanes al facilitarles documentos con identidades venezolanas y una red de empresas para lavar y transferir dinero a grupos terroristas a través de bancos europeos y libaneses. El Aissami era investigado por el Departamento de Seguridad Nacional y la Administración de Control de Drogas desde 2011 por lavado de dinero en Oriente Medio y específicamente por su cercanía con hombres ligados al grupo terrorista Hezbollah.

La publicación del portal Vértice News dio a conocer informes de fuentes del Departamento de Justicia señalando que El Aissami amasó una fortuna personal superior a los 3 mil millones de dólares en diez años.

En 2012, López Bello -sindicado como el testaferro de El Aissami- pasó a formar parte de un exclusivo grupo de accionistas del Banco Intercontinental Bankshares LLC, obteniendo 8,52% de las acciones. La entidad financiera está ubicada en 5722 SW 8th Street en la zona del West Miami y actualmente se encuentra bajo la lupa federal.

López Bello también es propietario de condominios de lujo en la exclusiva zona de Brickell. Ambos poseen tres apartamentos en el mismo edificio de Residencias Four Seasons, valorados aproximadamente entre 4 y 5 millones de dólares cada uno en el 1425 Brickell Ave, unidades 63-F, 65 E y 46B. Samark López utilizó la modalidad de compra por corporaciones para adquirir estos departamentos de lujo, para lo cual creó los siguientes registros corporativos en Florida: N- 71-1053365, N-90-1019707, N-90-0865341.

Asimismo, López Bello creó varias empresas, entre las cuales destaca Agusta Grand 1 LLC, con domicilio fiscal en Miami, Florida, bajo el número de registro N-36-4802365 y 200 PSA Holding LLC, N-80-0890696. Una de las empresas que mayor actividad tiene es Profit Corporation CA, usada por López para hacer negocios desde Venezuela y Florida.

De acuerdo a las investigaciones, tanto El Aissami como López Bello usaron el sistema financiero norteamericano para transferir dinero proveniente de la industria criminal a otras cuentas en varios países europeos, caribeños, libaneses y chinos.

Esta es la lista de corporaciones que pertenecen a El Aissami y Samark López Bello dadas a conocer por la OFAC en el documento con las sanciones sobre ambos:

LEA MÁS: