Uno de los principales desafíos en el ámbito de la robótica es generar androides que puedan moverse con agilidad, esquivar obstáculos y tener motricidad fina (o algo similar).

Una de las compañías que lidera este mercado es Boston Dynamics. En el último tiempo, la empresa sorprendió cuando presentó a Spot Mini, una suerte de robot mayordomo, capaz de hacer tareas del hogar, y hasta de lavar la vajilla.

En una exhibición, la empresa quiso mostrar, una vez más, la ductilidad de sus productos. Así fue que presentó a Atlas, una de sus últimas creaciones.

Se trata de un androide bípedo capaz de cargar cajas y desplazarse por el espacio con cierta facilidad. Mide 1,5 metros, pesa 75 Kg y tiene capacidad para trasladar hasta 11 kilos.

Pero las cosas no siempre salen perfectas. Incluso en el mundo de la inteligencia artificial, las cosas pueden fallar. Así quedó en evidencia cuando Atlas erró en sus cálculos al salir del escenario.

Seguramente las cortinas confundieron sus sensores, y así fue que tropezó con un desnivel y se cayó, tal como se muestra en el video.

LEA MÁS: