La Comisión Interamericana de DDHH denunció que la crisis del chavismo causó “un agravamiento” de la seguridad ciudadana. El régimen cubano continúa limitando “de manera sistemática” las libertades de los habitantes, mientras que en el Estado dominicano hay “discriminación racial estructural”