Militantes de Hezbollah (AP)
Militantes de Hezbollah (AP)

Diferentes analistas internacionales consideran que la intervención de Hezbollah en la guerra siria afianzó el poder del grupo terrorista en Medio Oriente. Sin embargo, esa activa participación parece estar trayendo importantes costos a la organización extremista libanesa.

Según un informe publicado recientemente por el diario alemán Die Welt, Hezbollah está al borde de la bancarrota a causa de los grandes desembolsos que viene realizando desde hace años en apoyo del régimen de Bashar al Assad en Siria.

Asimismo, las crecientes sanciones impuestas por Estados Unidos a diferentes actores que negocian con los terroristas también golpean significativamente las arcas del grupo yihadista.

Por ese motivo, el reporte publicado por el periódico alemán señala que Hezbollah comenzó a recurrir a diferentes actividades ilícitas, como el lavado de dinero, el narcotráfico y la falsificación de documentos.

El jefe de Hezbollah, Hassan Nasrallah, rechazó los rumores de una crisis económica
El jefe de Hezbollah, Hassan Nasrallah, rechazó los rumores de una crisis económica

El principal promotor del grupo libanés es Irán, que por año aporta mil millones de dólares a la organización extremista. Esto representa el 70 por ciento de sus finanzas anuales. Sin embargo, no es suficiente para hacer frente a los grandes desembolsos para cubrir todas las operaciones terroristas de Hezbollah.

El chantaje es otro camino que comenzaron a transitar los extremistas sobre expatriados libaneses en África, América del Sur, Europa y Estados Unidos, de acuerdo con el informe.

Los terroristas también empezaron a cobrar aranceles sobre las mercancías en los cruces fronterizos con Siria.

Los terroristas de Hezbollah recurren a otras actividades ilícitas ante la crisis económica (Reuters)
Los terroristas de Hezbollah recurren a otras actividades ilícitas ante la crisis económica (Reuters)

Pese a este complicado presente, los principales líderes del grupo, en cambio, se enriquecen a costas de la fuerte intervención del grupo en la región.

El año pasado, el jefe de Hezbollah, Hassan Nasrallah, rechazó estos rumores de una supuesta crisis financiera de la organización y señaló que Irán continúa apoyando económicamente a los yihadistas.

"Mientras Irán tenga dinero, tenemos dinero… Así como recibimos los cohetes que usamos para amenazar a Israel, estamos recibiendo nuestro dinero. Ninguna ley nos impedirá recibirlo", enfatizó el líder terrorista en 2016.

LEA MÁS: