El grupo Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) se atribuyó la autoría de un ataque ocurrido el viernes en las oficinas de la ex KGB, en el que murieron 2 personas y que originalmente había sido atribuido a un joven neonazi.

Dos personas murieron y otra resultó herida después de que un hombre abriera fuego en las oficinas de los servicios secretos (FSB) en la ciudad de Jabárovsk, en el Extremo Oriente ruso.

El asaltante entró en los locales del FSB a las 17:02, hora local (07:02 hora GMT), mató a un agente del servicio y a un visitante e hirió a otro, anunciaron los servicios secretos en un comunicado. "El atacante fue eliminado", según la misma fuente.

"La identidad del criminal fue establecida: se trata de un habitante de la región de Jabárovsk nacido en 1999. Hay informaciones que hacen referencia a su pertenencia a un grupo neonazi", indicó el FSB en otro comunicado, citado por las agencias de prensa rusas.

Sin embargo, horas después, el grupo yihadista Estado Islámico publicó, a través de un comunicado en su agencia oficial Amaq, la responsabilidad por el ataque. El jueves, el grupo se había atribuido un ataque contra un agente policial en los Campos Elíseos, en París. 

Al parecer, el joven había robado el fusil con el que efectuó el asalto y dos pistolas de un club de tiro, donde habría matado a un instructor.

El ataque al club de tiro fue protagonizado por un grupo de jóvenes que se hicieron con 25 armas de fuego, según informaron fuentes policiales.

Los incidentes armados y los ataques contra las autoridades y las fuerzas del orden suelen ser frecuentes en el Cáucaso ruso, pero poco comunes en el resto del país.

LEA MÁS: 

Con información de AFP y EFE