Rebeldes sirios del gurpo Ahrar al Sharqiya durante un entrenamiento en la ciudad de Al Rai, en el norte del país (Reuters)
Rebeldes sirios del gurpo Ahrar al Sharqiya durante un entrenamiento en la ciudad de Al Rai, en el norte del país (Reuters)

Yihadistas y rebeldes sirios lanzaron en la mañana del martes una nueva ofensiva en el este de Damasco, dos días después de un primer ataque repelido por las tropas gubernamentales, anunció el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

"Hubo una gran explosión al alba, provocada probablemente por un coche bomba de los rebeldes contra una posición del régimen entre los barrios de Jobar y Qabun", dijo a la AFP Rami Abdel Rahman, director del OSDH.

Desde la explosión, "se registran violentos bombardeos y combates", agregó.

La aviación siria replicó bombardeando las posiciones rebeldes, que por su parte disparaban cohetes contra los barrios de Abasíes y Tijara, adyacentes al de Jobar y cercanos al centro de Damasco.

Los cohetes causaron 12 heridos, según la agencia de prensa oficial siria SANA.

Un periodista de la AFP, que se halla cerca de la zona de los combates, escuchó una fuerte explosión hacia las 05:30 (03:00 GMT), y a partir de ese momento, los bombardeos no cesaron.

El domingo, los yihadistas y los rebeldes lanzaron un primer ataque a partir de Jobar contra la plaza de los Abasíes, el punto más cercano al centro de la ciudad en dos años.

Las tropas gubernamentales reaccionaron con intensos bombardeos.

Estos enfrentamientos tienen lugar a dos días de una nueva ronda de negociaciones sobre Siria en Ginebra bajo la égida de la ONU prevista para el jueves 23 de marzo.

(Con información de AFP)